El supremo confirma la sentencia del tsja que anulaba el pgou de montanuy

ARAGON DIGITAL

El Supremo confirma la sentencia del TSJA que anulaba el PGOU de Montanuy

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que declaró nulo de pleno derecho el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Montanuy, ligado a la ampliación de Cerler. El Supremo entiende que dicho fallo está «suficientemente motivado» sin incurrir en «incongruencia omisiva alguna».

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado los recursos de casación interpuestos por el Ayuntamiento de Montanuy (Huesca), la Comunidad Autónoma de Aragón y Castanesa Nieve contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que declaró nulo de pleno derecho el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Montanuy, ligado a la ampliación de la estación de esquí de Cerler.

La sentencia recurrida concluyó que la falta de evaluación ambiental estratégica de dicho Plan, al ser un trámite de carácter esencial, llevaba a su nulidad.

La Sala Tercera ratifica dicha sentencia al entender que está suficientemente motivada sin incurrir en «incongruencia omisiva alguna» porque no se ha justificado debidamente por la administración la inviabilidad de someterlo, antes de su aprobación definitiva, a la Evaluación Ambiental Estratégica requerida por la Ley 9/2006.


HERALDO DE ARAGON

El TSJA ratifica la nulidad del plan urbanístico de Montanuy

El plan incluía la construcción de 4.000 viviendas supeditadas a la ampliación de Cerler.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha desestimado los recursos de casación interpuestos por el Ayuntamiento de Montanuy (Huesca), la Comunidad Autónoma de Aragón y Castanesa Nieve contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que declaró nulo de pleno derecho el Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy, un plan que supondría la construcción de 4.000 viviendas supeditadas a la ampliación de la estación de esquí de Cerler hacia el valle de Castanesa.

La sentencia recurrida concluyó que la falta de evaluación ambiental estratégica de dicho Plan, al ser un trámite de carácter esencial, llevaba a su nulidad.

Sin plan urbanístico, los terrenos recalificados como urbanizables dejarían de serlo. Aramón compró 180 hectáreas, con un coste de 20,9 millones de euros, para poder pagar con las plusvalías del desarrollo urbanístico la ampliación de Cerler, pero de momento la crisis ha impedido cualquier operación. Además, el PGOU se blindó para ligarlo al proyecto de esquí, una exigencia del Ayuntamiento para evitar movimientos especulativos y forzar la extensión del dominio esquiable como motor económico del municipio.

La Sala Tercera ratifica dicha sentencia al entender que está suficientemente motivada sin incurrir en incongruencia omisiva alguna porque no se ha justificado debidamente por la administración la inviabilidad de someterlo, antes de su aprobación definitiva, a la Evaluación Ambiental Estratégica requerida por la Ley 9/2006.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.