El desastre de aramón-formigal se agrava: aramón quiere recalificar y construir urbanizaciones en espacio público protegido

El pasado viernes, día 19 de noviembre, el Ayuntamiento de Sallent de Gállego (Huesca) y Aramón (Ibercaja y Gobierno de Aragón) anunciaron la constitución de una sociedad mercantil conjunta para ampliar la urbanización de Formigal en 30 hectáreas de monte público, situado dentro de la Reserva de la Biosfera “Ordesa-Viñamala”, protegida por la UNESCO, con el compromiso de que las plusvalías que obtenga Aramón con la recalificación urbanística se destinen a financiar la polémica expansión de que está siendo objeto la estación invernal.

De esta manera se confirma públicamente y se destapa la verdadera razón de la ampliación de Aramón-Formigal: servir de excusa para la construcción de nuevas urbanizaciones. La Plataforma para la Defensa de las Montañas de Aragón denuncia públicamente, y en breve lo hará en diversas instancias judiciales o administrativas, este movimiento de carácter plenamente especulativo que pone al servicio de una empresa privada un monte público con importantes valores sociales y ambientales.

Desde hace tiempo es conocido que los costos de la ampliación de Formigal hacia Espelunciecha iban a estar financiados por una operación urbanística en Articalengua y Las Bozosas. Sin embargo el Estudio de Impacto Ambiental de la ampliación de la estación de esquí no valoró el conjunto, restando del mismo la construcción de estas 30 hectáreas de monte público.

Esta actuación también demuestra que, como argumentamos los defensores de las montañas, la ampliación y creación de nuevas estaciones de esquí es un negocio deficitario y que sólo se sostiene con una gran inversión de dinero público en el sector de la construcción inmobiliaria. De esta manera, entidades de ahorro como Ibercaja serán las grandes beneficiarias, y no los montañeses, por la obtención de suelo gratis –en este caso suelo público que será recalificado en suelo urbanizable- y por las ayudas financieras que éstas prestan a las promotoras inmobiliarias y futuros propietarios en forma de créditos e hipotecas.

Además, esta línea de actuación se contradice plenamente con la opinión de expertos de turismo de nieve del resto de Europa, como el Sr. Laimer, consejero de urbanismo y medio ambiente de la región de Bolzano (Italia), quien recientemente en Zaragoza manifestó que “hay que evitar las urbanizaciones fantasmas, y evitar que el terreno que cuesta mucho acabe en manos de personas que sólo pasan en estos valles dos o tres semanas”. Efectivamente, de las cerca de 1.200 viviendas que construirá la sociedad mercantil del Ayuntamiento de Sallent de Gállego y Aramón, muy pocas llegarán a asentar población. Serán segundas viviendas, sepulturas de casas cerradas donde no vive nadie, por que la gente las compra esperando que se revaloricen en un futuro no muy lejano.

La Plataforma para la Defensa de las Montañas de Aragón entiende que tras esta actuación sólo hay una especulación salvaje. Pues el progreso en los valles pirenaicos radica en el respeto a los paisajes y la naturaleza, y no en seguir alimentando más y más a las inmobiliarias.

Por eso la Plataforma para la Defensa de las Montañas, una de las organizaciones que a mediados de diciembre defenderá en las Cortes de Aragón una Iniciativa Legislativa Popular respaldada por 30.000 firmas de aragoneses por la conservación de la alta montaña, solicita al Gobierno de Aragón que en Ordenación del Territorio se rechace este proyecto urbanístico.

Si el gobierno autónomo no frena esta iniciativa, la Plataforma se verá obligada a denunciar ante entes superiores la dejadez de funciones del Gobierno de Aragón y, una vez más, la falta de gestión de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala.

Para más información:
Plataforma para la Defensa de las Montañas de Aragón
www.ecologistasaragon.org/nieve
Contacto: Paco Iturbe (600 649447)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.