El consejo de la naturaleza también pide una ley de montaña aragonesa

-El Consejo de la Naturaleza da prioridad a la Ley de Montaña
Fuente: Diario del Altoaragón, 31-03-2006

El órgano asesor señala que las directrices del Pirineo deben subordinarse a esa norma

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón (CPNA) consideró ayer que las directrices parciales del Pirineo no deben suplantar el debate y desarrollo de una Ley aragonesa de las montañas y recomendó un estudio sobre la rentabilidad económica y social de las pistas de esquí antes de plantear otras nuevas. El máximo órgano consultivo aragonés en materia medioambiental también aprobó varios dictámenes sobre zonas protegidas. Por otro lado, la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes debate hoy una iniciativa sobre la política forestal en esta Comunidad.

HUESCA/ZARAGOZA.- El Pleno del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón -CPNA-, órgano de participación y asesor del Gobierno de Aragón, aprobó en su reunión de ayer por unanimidad una serie de consideraciones al proyecto de Directrices Parciales de Ordenación Territorial del Pirineo Aragonés, además de sendos dictámenes sobre varias iniciativas del Departamento de Medio Ambiente.

Sobre las directrices del Pirineo, el Consejo considera que no deben suplantar el desarrollo de una Ley aragonesa de las montañas, que abarque todo el territorio aragonés y que regule y normalice las actividades socioeconómicas de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y patrimoniales. “Resulta poco adecuado -señala el Consejo- el criterio de zonificación del territorio siguiendo límites altitudinales, aspecto de gran importancia, por considerar que muchas de las directrices se basan en una división altitudinal no argumentada técnicamente y que plantea dudas respecto a las repercusiones sobre el medio natural”.

Por ello, según el texto aprobado por unanimidad, “se plantea la posibilidad de modificar los límites altitudinales, al señalarse por ejemplo que, por encima de 1.500 metros, los limites altimétricos específicos de cada zona, podrán ser determinados por las directrices parciales de ordenación territorial comarcales y los planes urbanísticos municipales”.

————–

-El Consejo de la Naturaleza también pide una Ley de Montaña aragonesa
Fuente: Heraldo de Aragón, 31-03-2006

Entiende que las directrices del Pirineo no pueden «suplantar el debate y desarrollo» de esa normativa y solicita un estudio sobre las estaciones de esquí antes de plantear otras.

HERALDO/ C. V. Zaragoza | El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón (CPNA) consideró ayer que las directrices parciales del Pirineo no deben suplantar el debate y desarrollo de una Ley de la Montaña y recomendó un estudio sobre la rentabilidad económica y social de las pistas de esquí antes de plantear otras nuevas. Además, el pleno del CPNA, órgano de participación y asesor del Gobierno de Aragón, aprobó por unanimidad una serie de consideraciones al proyecto de Directrices Parciales de Ordenación Territorial del Pirineo Aragonés.

Sobre estas directrices, el consejo consideró que no deben suplantar el desarrollo de una normativa legal autonómica para proteger las montañas, que abarque todo el territorio aragonés y que regule y normalice las actividades socioeconómicas de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y patrimoniales.

«Resulta poco adecuado -señala el texto del CPNA- el criterio de zonificación del territorio siguiendo límites altitudinales, aspecto de gran importancia, por considerar que muchas de las directrices se basan en una división altitudinal no argumentada técnicamente y que plantea dudas respecto a las repercusiones sobre el medio natural». Por ello, «se plantea la posibilidad de modificar los límites altitudinales, al señalarse por ejemplo que, por encima de 1.500 metros, los límites altimétricos específicos de cada zona, podrán ser determinados por las directrices parciales de ordenación territorial comarcales y los planes urbanísticos municipales».

El consejo resalta, por otra parte, la «fragilidad y vulnerabilidad de estos espacios de montaña» y señala que estas directrices «abren la posibilidad de edificar a gran altitud sin unos límites espaciales establecidos». Ésa es la razón por la que recomienda realizar un estudio objetivo sobre la rentabilidad económica y social de las pistas de esquí y la pérdida de calidad ambiental derivada de las mismas, antes de plantearse la creación de nuevas estaciones.

También agrega que la división del territorio se debe hacer en unidades ambientales homogéneas, desde la óptica del concepto de paisaje integrado, definiéndose grandes unidades de paisaje, que recojan la relación entre las variables descritas dando lugar a una cartografía de grandes unidades de gestión territorial sobre las que proponer las directrices de desarrollo. Y considera que «es necesario que todo instrumento de ordenación territorial de esta importancia descanse desde sus inicios en un proceso continuado y profundo de participación e implicación pública».
Más espacios protegidos

El CPNA aprobó en su reunión de ayer, también por unanimidad, varios dictámenes sobre proyectos del departamento de Medio Ambiente que pueden suponer el aumento de aproximadamente 10.000 hectáreas de espacios protegidos en la Comunidad Autónoma. Los dictámenes a los que se dio luz verde fueron los de los proyectos de creación de las reservas naturales de Gallocanta y de las Saladas de Chiprana, elaborados por Medio Ambiente una vez consensuados los planes de ordenación de los recursos naturales (PORn) de esos dos territorios con las respectivas entidades locales.

Asimismo, el consejo valoró de manera muy positiva la propuesta de ampliación del parque natural del Moncayo, a instancias de los ayuntamientos de Purujosa y Talamantes, y consideró de gran interés el avance de la tramitación del PORN de los Sotos y Galachos del río Ebro (tramo Zaragoza-Escatrón).

El Constitucional admite el recurso por las ayudas de Ordesa

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso presentado por el Gobierno aragonés contra el decreto del Ejecutivo central del 13 de octubre que regula las subvenciones a cargo de los presupuestos generales en las áreas de influencia socio-económica del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. La DGA entiende que hay un conflicto de competencias, ya que la titularidad del parque le fue reconocida por la Justicia en noviembre de 2004 y está previsto que la sea transferida el próximo julio.

El departamento de Medio Ambiente de la DGA, como publicó en junio este periódico, ya había advertido de su disposición a recurrir el decreto de ayudas si el Gobierno central decidía seguir adelante con él en vez de incluirlo en la transferencia de la titularidad y la gestión del espacio natural protegido.

Esa intención fue reiterada por el consejero Alfredo Boné en enero, cuando el Consejo de Ministros desestimó un recurso de incompetencia formulado por el Ejecutivo aragonés sobre las competencias en Ordesa. La DGA volvía a pedir mediante ese trámite que se le reconociera como la administración responsable de regular las ayudas a las actividades condicionadas por desarrollarse dentro del parque nacional. Al ser rechazado, Boné señaló que sólo quedaba acudir al Constitucional para «no ceder ni un milímetro en nuestras competencias».

————

El Consejo de Protección de la Naturaleza ha mostrado este jueves su apoyo a las Directrices Parciales del Pirineo aprobadas recientemente sólo en tanto en cuanto acaben por “refundirse” con el resto de normativa en una Ley de la Montaña. Su presidente, Joaquín Guerrero, ha manifestado que se trata de “al menos un paso” ante la falta de protección.

El Consejo de Protección de la Naturaleza aprueba las Directrices del Pirineo sólo como “un paso” hacia una Ley de la Montaña
Fuente: Aragón Digital, 31-03-2006

Zaragoza.- El máximo órgano consultivo de Aragón en materia medioambiental, el Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón, se ha mostrado a favor de las nuevas Directrices Parciales del Pirineo, siempre que supongan un “paso” en la defensa del entorno y que después se “refunden” en una Ley de la Montaña. Su presidente, Joaquín Guerrero, ha manifestado que se trata de una forma de “trocear” el proyecto inicial, que no se logró por “falta de consenso político”.

Para Guerrero “sería conveniente que luego se refundieran y se convirtieran en esto que se está llamando la Ley de la Montaña” para conseguir una “visión conjunta de la problemática”. “En el fondo, lo que se está haciendo con las directrices es una regulación de forma troceada”, ha subrayado.

Desde el Consejo de Protección de la Naturaleza recomiendan, a través de un informe no vinculante, “realizar un estudio objetivo sobre la rentabilidad económica y social de las pistas de esquí y la pérdida de calidad medioambiental derivada de las mismas”, antes de plantear como “objetivo” un desarrollo del sector de la nieve.

El Consejo considera que “la aprobación de las directrices no debe suplantar el debate y desarrollo de una Ley Aragonesa de las Montañas que abarque todo el territorio aragonés y que regule y normalice las actividades socioeconómicas de forma compatible con la conservación de los recursos naturales”. Además, desde este organismo recomiendan realizar una “mejor zonificación” de las directrices por altitud, ya que “se basan en una división altitudinal no argumentada técnicamente y que plantea dudas respecto a las repercusiones sobre el medio”.

“Creemos aún con todo que es un documento muy positivo por cuanto faltaba una regulación y se estaban cometiendo verdaderas barbaridades en algunos temas”, ha asegurado Guerrero, para quien se conseguirá al final “una mayor protección de la naturaleza, que es, al fin y al cabo, lo que atrae a la gente”.

10.000 hectáreas protegidas

Por otra parte, el Consejo ha aprobado en la tarde del jueves dos dictámenes sobre la Creación de la zonas de Reserva Natural en las Saladas de Chipriana y en la Laguna de Gallocanta y otros dos sobre la modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Comarca del Moncayo y la creación del de los Sotos y Galachos del Río Ebro. En total, estos proyectos suponen 10.000 hectáreas más de espacios protegidos en la Comunidad.

En el caso de las Saladas de Chipiana, el Consejo propone además la inclusión de la Laguna de San Marcos, situada a 150 metros de la Reserva Natural propuesta, así como una “gestión activa de la ganadería” para la conservación de comunidades de plantas halófilas. Finalmente, se insta a Medio Ambiente a pactar con la compañía eléctrica la instalación de “salvapájaros” en el norte de este emplazamiento.

El dictamen sobre la reserva de la Laguna de Gallocanta pide al Gobierno de Aragón que realice un llamamiento a la Confederación Hidrográfica del Ebro para que termine “el deslinde y amojonamiento del Dominio Público Hidráulico de la futura Reserva” y califica la propuesta “de mínimos”, en tanto que excluye humedales como la laguna de la Zaida, el Lagunazo de Tornos o la laguna de Guialguerrero.

Respecto al PORN de la Comarca del Moncayo, el órgano consultivo “valora muy positivamente” la propuesta de ampliación del Parque Natural solicitada por los ayuntamientos de Purujosa y Talamantes, aunque llama la atención sobre la “irregularidad de los límites de las dos partes objeto de ampliación”. En este sentido, pide a Medio Ambiente la inclusión de terrenos como la cabecera del río Isuela, el encinar de Valdeherrera y el barranco y montes de Valdetreviño en Talamantes.

El CPNA apoya igualmente la aprobación provisional del PORN de los Sotos del río Ebro, en su tramo entre Zaragoza y Escatrón. Entre sus recomendaciones, aboga por “restaruar la dinámica natural del río” mediante la eliminación y sustitución de elementos rígidos por elementos de contención menos agresivos. Además, plantea la utilización del ganado como “herramienta de gestión y limpieza de los sotos” y recomienda medidas preventivas ante una invasión de mejillón cebra.

Otros temas tratados por el pleno del Consejo han sido la aprobación del Plan de Publicaciones para 2006, en el que se incluirán un cómic sobre humedales, un libro sobre huellas de dinosaurio y la edición de pósters sobre ecosistemas que se distribuirán en una publicación aragonesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.