Carta al director: contestación al alcalde de montanuy

Sr Dr.

Respecto a las alegaciones presentadas al PGOU de Montanuy y en ralación a las diferentes declaraciones expresadas en los medios de comunicación por el Sr. Agullana, que opinaba sobre la repercusión que este Plan tendrá en la población local, queremos manifestar que no estamos de acuerdo con sus valoraciones y deseamos, si nos dan la oportunidad, expresar las nuestras.

El Sr. Alcalde manifiesta que las alegaciones presentadas al Plan son unas 400; en realidad son más de 600. Parece menospreciarlas todas: las alegaciones a la totalidad no son importantes para él porque: “muchas de ellas proceden de fuera del Municipio” y las alegaciones particulares de los vecinos tampoco lo son porque: “casi todas hacen referencia a linderos o piden mayor edificabilidad”. El Sr. Agullana olvida las alegaciones a la totalidad que hemos firmado algunos de sus convecinos y demuestra poco talante democrático despreciando las alegaciones venidas de fuera de la comarca. Todos los ciudadanos tenemos derecho a cuestionar este tipo de desarrollo basado en destrucción de los recursos naturales y asociado a la más brutal especulación inmobiliaria. El derecho es aún mayor si este desastre se produce a manos de una empresa que es de la DGA al 50%.

Dice que “los vecinos piden en sus alegaciones un mayor aprovechamiento edificable”. Los vecinos saben que si este PGOU sale adelante no podrán, aunque lo deseen, continuar con su actividad económica habitual: la agricultura y la ganadería. Su única opción, para asegurar la subsistencia, es conseguir el máximo rendimiento de las posibilidades urbanísticas que les deja el Ayuntamiento. Muchos han alegado en este sentido, en contra de sus deseos y de cualquier racionalidad urbanística. Algunos de ellas están al borde de la desesperación porque se les impone como tienen que vivir.

Por otro lado “no comprende que se califique al Plan de desproporcionado cuando sólo se van a construir 2.000 viviendas y 1.300 plazas hoteleras..”. Pues bien en la memoria del PGOU consta que Aramón tiene previsto construir 2.300 viviendas y 3.500 plazas hoteleras, en total 13.000 camas ¿Le parece, al Sr. alcalde, proporcionado multiplicar la población actual por más de 40? ¿Dónde están las infraestructuras necesarias: escuelas, centros de salud.., para atender a toda esta población? Además dice que este Plan se va a desarrollar en un plazo de 15 o 20 años; nos es imposible pensar que Aramón va a esperar todo este tiempo para rentabilizar su inversión con lo necesitados que están de financiación

El Sr. Agullana se manifiesta como portavoz del consistorio al decir “el alcalde defiende el Plan y dice que se aprobará en dos meses”. Tenemos motivos para creer que ciertamente será así, dado que la Corporación de Montanuy es de mayoría socialista y no habrá, ni hay en absoluto, oposición en los Plenos. Muy seguro está de ir por buen camino. Como no, si sabe que tiene la bendición de su amigo y vecino Marcelino Iglesias, que es el cómplice directo de este PGOU y además avala su tramitación ante la Dirección Provincial de Urbanismo.

Para acabar, creemos que son oportunas varias preguntas al Sr. Agullana:

¿Puede dar explicaciones razonables sobre las ausencias de la concejal de urbanismo de su consistorio desde junio de este año? ¿Es quizás porque ha dimitido de sus funciones y responsabilidades?

¿Qué opina del decálogo que el PSOE ha publicado para luchar contra la especulación promovida desde las instituciones? ¿De qué forma esas directrices de su propio partido pueden llegar a condicionar el PGOU de Montanuy?

¿Qué opina de las ventajosas recalificaciones de sus propias fincas y de las de otros concejales de su consistorio? ¿Por qué no ha respondido a estas acusaciones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.