Astún demanda a aramón por competencia desleal y reclama más de 6 millones de euros

Heraldo de Aragón

Astún demanda a Aramón por competencia desleal y reclama más de 6 millones de euros 

La estación exige además al grupo de la nieve que devuelva las «ayudas de Estado», que cifra en torno a los 140 millones de euros
 
La sociedad Eivasa, propietaria de la estación de Astún, ha presentado en el Juzgado de lo Mercantil de Zaragoza una demanda millonaria contra Aramón en la que le acusa de competencia desleal, abuso de posición dominante en el mercado y de percepción de cuantiosas ayudas que considera ilegales. Por todo ello, la estación del valle del Aragón –la única aragonesa junto con Candanchú que no pertenece al ‘holding’– reclama 6,2 millones de indemnización por los daños y perjuicios por la actuación de la demandada, que califica de «abusiva y desleal». Asimismo, los propietarios de Astún pretenden que Aramón devuelva todas las «ayudas de Estado» concedidas tanto por el Gobierno de Aragón como por Ibercaja, que son socios al cincuenta por ciento del grupo de la nieve.
 
En este sentido, el abogado de la estación jacetana explica que para que se considere que una ayuda es de Estado debe haber una aportación o ventaja económica (también infraestructuras), esta tiene que provenir de fondos estatales –o de las autonomías– y favorecer a una o varias empresas, entre otros requisitos. Este tipo de aportaciones son controladas por la Comisión Europea, algo que no ocurre en este caso, «y lógicamente no puede existir autorización alguna para las ayudas que se analizan» en dicho litigio, afirma la demandante.
Para Astún, las ayudas de Estado concedidas a Aramón proceden tanto de las sucesivas ampliaciones de capital (nueve desde 2003 que suman 140 millones de euros) como de los convenios urbanísticos de Sallent, Panticosa, Benasque y Castanesa, aunque ninguno se ha desarrollado y tampoco parece probable que se materialicen en un futuro próximo dado la coyuntura económica.
 
Porque los demandantes entienden que no solo son ayudas públicas las cantidades aportadas por el Gobierno de Aragón, sino también las de Ibercaja, ya que «equivale a una entidad pública» por la condición que tenía de caja de ahorro.
 
La demandante considera que por todo ello, Aramón dispone de «fondos ilimitados» con «dinero de todos los contribuyentes» y afirma que estas actuaciones han colocado a la otra estación de propiedad privada, Candanchú, «en una situación muy difícil» que le llevó a entrar en concurso de acreedores. Ante ello, Astún deja claro que «ha intentado por todas las vías posibles hacer ver a la demandada el daño que causa» y al no obtener respuesta, «se ve obligada» a acudir a los tribunales «para evitar el mal mayor que supondría el que siguiera el camino de Candanchú.
 
Precisamente la concesión de un crédito de 400.000 euros –ya devuelto– a este complejo también es criticada por Astún, ya que ello «supone un mayor daño a la demandante, que es la única que no ha recibido ninguna ayuda pública», se queja.
Esta operación dio lugar el pasado verano a otra demanda contra Candanchú y ya entonces advirtió de la posibilidad de llevar a Aramón a los tribunales. Es más, en la propia demanda presentada ahora, Astún reconoce que dio un ultimátum a Aramón que expiró el pasado lunes.
 
Por otra parte, y dado el carácter «novedoso» del caso y la falta de precedentes, el abogado de la estación sugiere que se planteen determinadas cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y se realicen determinadas consultas a la Comisión Europea, que regula las cuestiones de competencia o las ayudas de estado.
 
Este hecho se produce meses después de que el Gobierno de Aragón terminara de pagar los diez millones de euros recogidos en un acuerdo de 2009 entre Astún, el Ayuntamiento de Jaca y la DGA para desbloquear el desarrollo urbanístico de la estación, que preveía más de 800 viviendas y 1.800 plazas hoteleras. De esta forma se cumplía una sentencia judicial contra el Ejecutivo por la tramitación del plan.
 
Precisamente, el presidente de Aramón y consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, afirmó el lunes, tras el consejo de administración del grupo, que la DGA había pagado «religiosamente año a año». Y añadió: «Es una estación que funciona bien. Tenemos buenas relaciones comerciales y nos gustaría tener más». Ahora, parecen definitivamente rotas.

EL PERIODICO DE ARAGON

Astún demanda a Aramón por competencia desleal y abuso de posición dominante

La estación invernal de Astún (Huesca) ha presentado una demanda contra Aramón, el grupo aragonés de la nieve, por competencia desleal y abuso de posición dominante derivadas del apoyo recibido de la administración regional aragonesa.

Según ha confirmado a Efe el director de Astún, Andrés Pita, la demanda ha sido interpuesta ante el Juzgado de lo Mercantil de Zaragoza y denuncia, asimismo, la concesión de ayudas públicas a las estaciones del grupo por encima de los 100 millones de euros presuntamente «ilegales».

Pita ha rechazado detallar el contenido de la demanda presentada contra el grupo Aramón, que gestiona las estaciones pirenaicas de Formigal, Panticosa y Cerler, y las turolenses de Valdelinares y Javalambre, y se ha limitado a afirmar que tiene su origen en una posición de desacuerdo entre las partes.

El director de la estación de Astún ha precisado, sin embargo, que no se ha presentado demanda alguna contra la estación de Candanchú.

También ha querido señalar que los 10 millones de euros recibidos años atrás del Gobierno de Aragón tienen su origen en una sentencia del Tribunal Supremo que dio la razón a la estación de Astún en el pleito que mantuvo por la paralización del plan urbanístico de la zona.

La decisión del Supremo motivó la firma de un convenio con el Ejecutivo aragonés y el Ayuntamiento de Jaca que incluía la entrega de los referidos 10 millones de euros.

Pita ha añadido que esa cantidad fue reinvertida en su totalidad en las instalaciones de la estación.

Respecto a la demanda presentada, ha añadido que «cuando no estamos de acuerdo en algo intentamos negociar, y si no lo conseguimos vamos al juzgado, como cualquier ciudadano».


RADIO HUESCA

Astún demanda al grupo Aramón por competencia desleal

La estación de Astún se siente discriminada por las ayudas públicas que ha recibido el grupo Aramón. Por tal motivo ha presentado una demanda en el Juzgado Mercantil de Zaragoza por competencia desleal, ya que las estaciones del grupo Aramón han recibido más de 100 millones de dinero público.

Andrés Pita, director comercial de la estación de Astún, ha confirmado la presentación de esta demanda, haciendo constar que ha habido un perjuicio claro hacia la estación. Por ese motivo se ha interpuesto la demanda en el juzgado y los tribunales dictaminarán lo que tengan que resolver.

Por otro lado Andrés Pita ha matizado que en ningún momento han interpuesto ninguna demanda contra la estación de Candanchú. Por otro lado los 10 millones de euros recibidos en su día del Gobierno de Aragón, fueron fruto de un convenio entre la estación, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Jaca, tras una sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Aragón,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.