Aramón reclama en el juzgado 72 millones a benasque por una venta de suelo fallida

El conflicto entre Aramón y Benasque no ha llegado a su fin. El holding exige al ayuntamiento, esta vez ante los tribunales, el pago de 72 millones por un supuesto quebranto patrimonial, al considerar que las decisiones del anterior equipo de gobierno frustraron la millonaria venta de unos terrenos urbanizables en Cerler. El grupo de la nieve ha recurrido a la vía judicial tras agotar la administrativa y a pesar de que el Consejo Consultivo del Gobierno de Aragón advertía en un informe que no existía causa efecto entre el acto municipal, declarar litigiosos los terrenos, y el daño, la venta fallida.

Fuentes de Aramón confirmaron que la demanda de Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque S. A., una de las sociedades del grupo, se interpuso el pasado viernes en el Juzgado Contencioso Administrativo de Huesca. Justo ahora finalizaban los dos meses que tenía la empresa de la nieve para decidir si recurría o no a la vía judicial, después de que el pasado octubre el Ayuntamiento rechazara dicho pago y cerrara la vía administrativa. Y es que el consistorio siempre ha defendido que los terrenos de Cerler cuya venta se frustró es una zona al margen, aunque sí colindante, de la declarada litigiosa hace cinco años por el anterior equipo de gobierno, el del aragonesista José Ignacio Abadías.

Cinco años de conflictos

El conflicto comenzó en 2007. Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Benasque, en vísperas de elecciones y en contra del criterio de los técnicos municipales, declaró litigiosos unos terrenos en Cerler. La decisión contó con solo dos votos a favor de los nueve posibles. El objetivo de la medida era bloquear cualquier operación sobre unas hectáreas que los antiguos propietarios reclamaban (o en su defecto 84 millones) porque consideraban que se había incumplido el contrato de compra venta firmado en 1967 entre cuyas condiciones estaba la devolución de un 10% del suelo ya urbanizado.

En el verano de 2007 se conoció que Aramón, que posee 18 hectáreas en Cerler (unidad de ejecución 2) quería vender sus terrenos por 100 millones de euros, aunque la constructora se echó atrás acogiéndose a una cláusula que le permitía hacerlo si para finales de año no tenían los terrenos a su nombre.

Aramón ganó los pleitos abiertos. Por un lado, el Supremo rechazó la demanda de los vecinos. Y por otro, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón confirmó la nulidad del acuerdo plenario que declara litigiosos los terrenos.

Pero las cuentas de Aramón se resintieron ya que se había frustrado la venta y además tenían que indemnizar a la constructora que lanzó la oferta de compra venta. Finalmente el holding, en 2011, exigió una indemnización al Ayuntamiento de Benasque de 72 millones por daños y perjuicios. El consistorio (gobernado por el PP) rechazó el pasado octubre el pago basándose en informes municipales y, sobre todo, en uno del Consejo Consultivo de Aragón, órgano asesor del Gobierno de Aragón, que es socio al 50% con Ibercaja del holding de la nieve. El mismo insistía en que el acuerdo de pleno se refiere única y exclusivamente a la unidad de ejecución 1, mientras que la frustrada venta de suelos está relacionada con la número 2.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.