Aramón consigue salvar su delicada situación económica al refinanciar su deuda hasta 2023

HERALDO DE ARAGON 
 
Aramón consigue salvar su delicada situación económica al refinanciar su deuda hasta 2023
 
La sociedad confía en poder amortizar los 78 millones con los ingresos ordinarios de las estaciones, sin recurrir a más ampliaciones de capital Los ajustes continuarán en la estructura del grupo, que prevé ingresar ocho millones con la venta del hotel Formigal
 
Los graves problemas financieros que ha venido sufriendo el grupo aragonés de la nieve, Aramón, en los dos últimos años parece que han llegado a su fin. El consejo de administración prevé aprobar mañana la refinanciación del grueso de su deuda, 71 de los 78 millones de euros, que deberá devolver ahora en un plazo de diez años. De esta forma, la sociedad podrá afrontar las amortizaciones con los ingresos que genere la actividad de las estaciones de esquí, salvo que se repita otra temporada catastrófica y haya que recurrir a nuevas ampliaciones de capital. 
El acuerdo cerrado con las entidades financieras no obligará a los socios, el Gobierno de Aragón e Ibercaja, a tener que avalar la operación, lo que hubiera repercutido negativamente en el capítulo de endeudamiento de las arcas autonómicas. 
 
La operación pasa por concentrar el grueso de la deuda en un crédito sindicado de 59 millones de euros con La Caixa, BBVA, Banco Popular, Bankia y Bankinter. Otros doce millones corresponden a una cuenta de crédito con Ibercaja, dueña del 50% de las acciones de Aramón. El resto de la cuantía, en torno a ocho millones de euros, se mantiene como estaba, con las mismas condiciones y un periodo de vencimiento a corto y medio plazo. En este paquete se incluyen los créditos de Formigal y de Nieve de Teruel y el ‘leasing’ de la compañía. 
 
La refinanciación permitirá un desahogo a Aramón, que ha tenido que presentar un detallado plan de negocio a las entidades financieras para convencerlas de que los números salen. El cambio de horizonte es sustancial, ya que de tener que devolver la deuda en tres años se pasa a disponer de un colchón de diez. En palabras de la cúpula del grupo aragonés de la nieve, han tomado «aire» tras la asfixia que han sufrido con los vencimientos a corto plazo, que obligó a los socios a desembolsar sucesivas ampliaciones de capital. La última la tendrán que hacer antes de que finalice este ejercicio y asciende a algo más de cuatro millones de euros. 
 
Uno de los logros de la negociación con las entidades financieras reside en no haber tenido que asumir un aval, especialmente después de que el actual grueso de la deuda esté soportada por cartas de compromiso emitidas por el propio Gobierno de Aragón, tanto a favor de Aramón como de alguna de las empresas del grupo. Además, a principios del año pasado se tuvo que aprobar un aval de seis millones de euros por parte de la DGA para ganar tiempo con los bancos.
 
El esfuerzo económico de los dos últimos años ha sido sustancial, ya que se han devuelto veinte millones de euros a las entidades financieras. No obstante, era imposible seguir con el mismo ritmo, ya que la base para devolver los créditos era la obtención de plusvalías por operaciones inmobiliarias que no han podido salir adelante. A este revés se han sumado las pérdidas millonarias de las dos últimas temporadas, que agravaron las tensiones de tesorería del grupo aragonés. 
Lo único que no se podrá acometer son grandes inversiones, salvo que los socios decidieran correr con los gastos. No obstante, la prolongación del plazo para devolver la deuda sí permitirá con la actividad ordinaria llegar a disponer de excedentes para efectuar mejoras. Una de las que están pendientes es la pista de escape de Panticosa, que permitiría a los esquiadores bajar hasta el mismo pueblo y convertir al complejo en único en España. 

Plan de negocio 

El plan de negocio incluye la desinversión de activos en la que se trabaja desde hace meses: la venta del hotel Formigal y de dos parcelas en la misma urbanización, por lo que se espera ingresar en torno a ocho millones de euros. Por estas propiedades han llegado a tener varios compradores interesados, aunque los planes pasan ahora por subastarlas. Las parcelas, denominadas Blanchard y Pignatelli, se publicitano en la web de Aramón por un precio conjunto de salida de 1,7 millones tras no haberse ejercitado la opción de compra por 3,1 que firmó una promotora inmobiliaria de Zaragoza. 
Al mismo tiempo, el grupo aragonés de la nieve seguirá adelante con los ajustes que emprendió hace dos años y que ha permitido rebajar los gastos cerca de un 20%. Ahora se dará un nuevo giro de tuerca y se prevé tocar de nuevo los sueldos, como ya se anunció tras el cambio en la cúpula de Aramón el pasado mes de julio. En esta línea, el consejo de administración decidió renunciar al cobro de sus dietas. 

78 

Aramón tiene una deuda que asciende a millones de euros, de los cuales 71 se van a refinanciar a diez años mientras los ocho restantes se mantienen con las mismas condiciones y vencimientos a corto plazo. En los dos últimos años se han amortizado cerca de 20 millones 

El ‘holding’ de la nieve 

se constituyó hace siete años con el objetivo de impulsar el sector turístico de la nieve mediante la explotación de las propias estaciones, así como de complejos hosteleros. La empresa matriz, Aramón, está participada a partes iguales por la DGA e Ibercaja. De esta firma cuelgan otras siete: Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque, Formigal, Nieve de Teruel, Panticosa Turística, Castanesa Nieve, Viajes Aragón Esquí y Araser. 

RADIO HUESCA

Balón de oxigeno para Aramón que refinanciará su deuda

El sector de la nieve en Aragón continúa dando pasos para solucionar su delicada situación. Las tres empresas de nieve atraviesan dificultades. En Aramón el consejo de administración de esta lunes tiene previsto aprobar la refinanciación de la parte más importante de su deuda que se sitúa en torno a 78 millones de euros. La empresa quieres refinanciar 71 millones con un crédito sindicado con La Caixa, BBVA, Popular, Bankia y Bankinter. Los otros 12 millones son una cuenta de crédito con Ibercaja. El resto 8 millones se mantienen como estad con las entidades bancarias. En los dos últimos años se han devuelto 20 millones de euros.

Fuentes de Aramon, han confirmado a Radio Huesca, que se sigue trabajando en esta línea económica. Además de la refinanciación de la deuda, la empresa viene manteniendo reuniones con sus trabajadores para actualizar el plan de negocio. En las estaciones el personal no «se va a tocar» y no se reduce el empleo.
Donde se estudian cambios es en la sede de Zaragoza que, en cualquier caso, no van a ser de inmediato. Es de dominio público en las estaciones de esquí del grupo y en la sede de Independencia que una de las primeras medidas es adecuar los sueldos a la actual situación. Hay que recordar, como informaba Heraldo de Aragón, que los propios consejeros han dejado de cobrar dietas.
Todo apunta a un reajuste en sueldos y personal para adelgazar la parodia de nóminas.
Además la empresa, como apunto Radio Huesca ya hace unos meses, ha puesto a la venta dos parcelas en Formigal y el Hotel del mismo nombre.
Con este panorama las inversiones pasan por consolidar los realizado este año, intentar realizar la pista de Panticosa y el traslado de la Telecabina de la Expo a Valdelinares
Mientras Astún sigue negociando con sus trabajadores los nuevos salarios y sigue trabajando en sus cuentas para no aumentar su deuda que ronda los diez millones, Candanchú trabaja en poder cumplir el plan de negocio aprobado tras el concurso de acreedores.

 


RADIO HUESCA

 

Aramón refinanciará un 76% de su deuda mediante un crédito con 5 entidades bancarias

Aramón aprobaba en Consejo de Administración la refinanciación de parte de su deuda. En concreto, de los 78 millones que adeuda, 60 se refinancian a través de un crédito sindicado que se firmará en próximos días con cinco entidades: La Caixa, BBVA, Banco Popular, Bankia y Bankinter. Este crédito tendrá una duración de diez años. El presidente de Aramon, Roberto Bermúdez de Castro, asegura que con este crédito “se evita que los socios hayan de aportar más dinero a corto plazo” y se consigue una “mayor estabilidad para los pagos”.

Además se comprometen a un plan de ajuste que afecte a sueldos, deducción de inversiones y venta de algunos suelos e inmuebles, como el Hotel Formigal.

Otra de las cuestiones que se cerraban en el Consejo de Administración es que para la temporada 2014-2015 está prevista la construcción de una pista de evacuación de regreso al pueblo de Panticosa, ya que hasta el momento se detectaba un déficit en este punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.