Aramón cierra la temporada de nieve 25-04-2006

Aramón cierra la temporada de nieve con más de un millón de visitantes

El grupo asegura que el número de esquiadores ha aumentado un 40%.
EL PERIÓDICO (25/04/2006)
El Grupo Aramón ha cerrado la temporada de nieve con más de un millón de visitantes entre los meses de noviembre y abril. En total, la sociedad gestora de cinco de las siete estaciones de esquí aragonesas ha cubierto 150 días de explotación invernal con un balance muy satisfactorio: un 40% más de esquiadores que el pasado año. Estos fueron los datos facilitados ayer por el Grupo Aramón después de que se cerrasen este fin de semana las dos últimas estaciones. La de Cerler, el domingo y la de Formigal, el lunes.

La temporada comenzó el pasado 26 de noviembre con la apertura de la estación de esquí de Javalambre (Teruel) y concluyó ayer con el cierre de Formigal. Durante estos meses, las pistas han actuado como el motor del turismo en cada comarca y, según aseguraron desde el grupo, se están consolidando como referentes de la oferta de esquí nacional.

El único hotel propiedad del Grupo Aramón, el Formigal, también cierra capítulo con un incremento elevado en el número de estancias y con un grado de fidelidad de sus clientes muy por encima de temporadas anteriores, destacando una vez más como uno de los mejores establecimientos de la provincia de Huesca.

Esquiadores de Madrid, Cataluña, País Vasco, Navarra y Valencia han elegido las estaciones de Cerler, Formigal, Panticosa, Javalambre y Valdelinares como sus destinos vacacionales para la práctica del deporte blanco, realizando sus desplazamientos principalmente en las tradicionales fechas del Puente de la Constitución, Navidades, Reyes, Semana de Carnaval y Semana Santa.

Estas visitas, unidas a la afluencia habitual del público aragonés, ha generado un número de visitantes uniforme que ha posibilitado incrementar el porcentaje de ocupación en todos los valles. Las pistas han recibido también esta temporada a un buen número de portugueses, holandeses, ingleses y belgas.

MEJORA TECNOLÓGICA Los diferentes sistemas tecnológicos que han facilitado tanto la adquisición como la recarga de forfaits por internet, el servicio de parte de nieve por sms, la venta a través de diferentes redes de cajeros, así como la implantación de nuevos productos gracias al sistema de manos libres, han sido claves en el éxito de la campaña invernal.
– – –
HERALDO DE ARAGON El esquí aragonés cierra una brillante campaña con millón y medio de clientes
El grupo Aramón supera su registro histórico al lograr 930.000 usuarios, unos 45.000 más que su mejor marca anterior.

CARLOS VILLANOVA. Zaragoza | Aunque el mal tiempo en fines de semana claves del mes de marzo ha impedido que las estaciones de esquí aragonesas logren resultados globales históricos, la campaña que se acaba de cerrar ha sido, junto a la 2003-2004, una de las más brillantes. Al igual que ocurriera en aquella ocasión, los siete centros invernales de la Comunidad han conseguido atraer, en números redondos, a millón y medio de clientes.

El excepcional comportamiento de la primera mitad de la temporada, que ha sido muy larga, con entre 143 y 150 días operativos, hacía presagiar hace dos meses una cifra de esquiadores todavía más abultada, pero el clima ha desbaratado ese cálculo por partida doble: ha hecho mal tiempo en fechas inoportunas de marzo, -también durante la Semana Santa- y el deshielo se ha producido con mucha rapidez, lo que, por ejemplo, obligó a Candachú a anticipar el cierre, que tenía previsto para el uno de mayo.

A pesar de ello, el grupo Aramón, participado por Ibercaja y la DGA, ha conseguido superar su mejor registro, que, con 875.000 usuarios, databa del ejercicio 2003-2004. Según informó ayer su consejero delegado, Javier Blecua, las cinco estaciones han acumulado 930.000 esquiadores, a los que hay que sumar entre 70.000 y 100.000 visitantes más que no practican el deporte blanco.

Blecua resaltó que estos resultados suponen «un aumento de más del 40% de clientes respecto a la anterior temporada», lo que, a su juicio, «demuestra el acierto de nuestra apuesta por la calidad y la modernización y nos consolida como la gran referencia del sector no sólo en la Comunidad, sino en toda España».
Formigal, la más visitada

De los resultados del grupo Aramón destaca sobremanera el excelente comportamiento de la estación de Formigal, que la campaña pasada se vio afectada por la polémica de las obras y sus problemas geológicos. El centro invernal, sin embargo, cierra este ejercicio con la cifra record de 420.000 usuarios, muy por encima de las estimaciones más positivas. «Y eso -apunta Blecua- que todavía no hemos completado las actuaciones de remodelación, que acabarán este año».

El reverso de ese influjo de Formigal lo padece la otra estación del valle de Tena, Panticosa, que no ha podido alcanzar los objetivos previstos y se ha quedado en 91.000 clientes. No obstante, tras alcanzarse un acuerdo con el Ayuntamiento, Aramón ha anunciado la ejecución de un importante plan de mejora para reflotar este complejo invernal.

Cerler comenzó bien la campaña, pero en las últimas semanas ha perdido fuelle (posiblemente por culpa de los problemas de la carretera de acceso a Benasque) y acabó con 275.000 esquiadores, lejos de los 300.000 que sería su promedio bueno.

La otra gran satisfacción del grupo ha llegado de las dos estaciones turolenses, Valdelinares, que sumó 94.000 usuarios, y Javalambre, que alcanzó los 50.000. Para Blecua, son unas cifras «espectaculares que denotan el ingente mercado potencial del Levante, que todavía tiene mucho margen de crecimiento». El avance de la autovía Mudéjar parece estar atrayendo cada día a más clientes de la Comunidad Valenciana.

Candanchú y Astún

Por lo que respecta a las otras dos estaciones aragonesas, Candanchú y Astún, de sus propias valoraciones y las estimaciones que ofrecieron antes de marzo se deduce que habrán atraído conjuntamente a entre medio millón y 600.000 usuarios. En una nota de prensa, la empresa de Astún aseguró que «el valle del Aragón ha recibido a más del 50% de los esquiadores que han acudido a disfrutar de la nieve en el Pirineo aragonés».

Para los responsables de Astún, la campaña ha sido «muy buena», mientras que los de Candanchú la califican como «buena».

Formigal inicia la última fase de obras

Tal y como estaba planeado, una vez concluida la temporada, Aramón acometerá nuevas obras en sus estaciones. Por tercer año consecutivo, Formigal será la que reciba la mayor inversión para completar el plan de modernización y ampliación. En total, las instalaciones del valle de Tena habrán recibido unos 90 millones de euros. A partir de mayo se trabajará en la instalación de tres telesillas: el de ocho plazas hasta Cantal que tuvo que paralizarse por el corrimiento de ladera (se desplazara fuera del área de deslizamiento), otro de seis plazas que unirá Cantal con Sarrios y un tercero, también para seis ocupantes por silla, de dos kilómetros de longitud, que se colocará en Portalet, una zona que ha tenido esta campaña gran éxito de público.

Aramón también llevará a cabo labores de rectificación en la ladera de Cantal que sufrió el deslizamiento por la incorrecta colocación de la silla de ocho plazas. De manera básica, consistirán en la aportación de grandes cantidades de tierra para aumentar el peso y frenar el proceso de deslizamiento. En la otra ladera con problemas, la del aparcamiento de Portalet, se hará un seguimiento de su evolución y, según el resultado, se dejará como está o se reforzará la actuación hecha.
– – –
ARAGONDIGITAL La temporada de esquí termina con un balance calificado como «bueno» por parte de las estaciones

La temporada de esquí en Aragón ha llegado este lunes a su fin. Aramón Formigal ha sido la última estación en cerrar una temporada que empezaba a principios de diciembre. Las estaciones califican como “buena” una temporada marcada por los muchos días en que las estaciones han abierto al 100%, a pesar del tiempo poco propicio a partir de marzo.

El aparcamiento de Candanchú, repleto casi todos los fines de semana
Jaca.- Los aficionados al esquí han podido disfrutar este fin de semana de las últimas bajadas por las estaciones aragonesas. El domingo terminaban la temporada las estaciones de Candanchú, Cerler y Astún, mientras que Aramón Formigal ha escrito este lunes el epílogo de la temporada, como última estación en cerrar el ejercicio 2005-2006. Todas las estaciones califican de “buena” una temporada que empezó ya la primera semana de diciembre. Las abundantes nevadas de los primeros meses de invierno han permitido mantener las estaciones funcionando al 100% durante muchos días y con nieve de gran calidad. El cambio de tiempo experimentado el mes de marzo, con más calor y humedad, unido a fines de semana desapacibles, redujeron ligeramente las expectativas.

Para el director comercial del grupo Aramón “los resultados han sido buenos, ha sido una temporada larga, donde ha habido nieve en todas las estaciones del grupo y muchos días de explotación. La afluencia de visitantes ha sido muy uniforme con lo que los porcentajes de ocupación en los valles se han visto aumentados respecto a otras temporadas.” Las tempranas nevadas de finales de noviembre, permitieron a todas las estaciones comenzar la temporada coincidiendo con el mes de diciembre y, además, ofreciendo unas excelentes condiciones para el puente de la Inmaculada. Ello dejó una buena base que las posteriores precipitaciones se encargaron de asentar, con lo que las pistas pudieron presentar un gran aspecto durante toda la temporada alta.

Cambio de tiempo inoportuno

Sin embargo, el mes de marzo trajo un cambio de tiempo marcado por un aumento de las temperaturas y una mayor humedad, que cambió rápidamente la calidad de la nieve y, en algunos casos hizo descender vertiginosamente los espesores. Las peor paradas fueron las estaciones turolenses de Aramón Valdelinares y Aramón Javalambre, que apenas pudieron llegar con nieve a la Semana Santa.

De hecho Javalambre sólo pudo abrir para uso turístico durante esos días. Ello no ha sido obstáculo para que en estas estaciones sí que se califique esta temporada como la mejor de su historia. Cabe recordar que las turolenses fueron las primeras estaciones en abrir y han podido mantener una gran cantidad de nieve durante buena parte de la temporada. La cruz ha estado en Aramón Panticosa, que pese a disponer de unas buenas condiciones, no ha tenido la afluencia esperada. Aramón ha planteado como solución la construcción de una nueva infraestructura hotelera en la zona que atraiga a más esquiadores, para lo que ya ha empezado a trabajar con el Ayuntamiento de Panticosa.

Desde Candanchú, consideran que este cambio de tiempo evitó vivir una temporada que hasta entonces, según su director Eduardo Roldán, iba camino de ser “la mejor de la historia”, pero que “ha demostrado que la temporada perfecta no existe”. Según Roldán “empezó siendo una temporada brillantísima por las condiciones de nieve y pistas que teníamos en toda las estación. Eso alimentaba la ilusión de que durase hasta el final pero a principios de febrero y principios de marzo se cortó con temperaturas y humedad muy alta, acompañada de días de mucho viento”. Desde Candanchú, lamentan que esta circunstancia “no haya permitido que el número de esquiadores haya aumentado con relación a la temporada anterior como se había previsto”.

En la vecina estación de Astún también lamentan este cambio de tiempo, que “produjo una desaceleración en el número de visitantes”. Para la estación, pese a que no ha faltado nieve y este año sólo ha cerrado dos días por causas meteorológicas, la afluencia de público se vio frenada “al coincidir el mal tiempo con los días de previsión de máxima afluencia”.

El director comercial de Astún, Andrés Pita, indica que “la temporada, sin ser excelente ha sido buena”, aunque el buen arranque parecía indicar que “iba a ser una temporada fuera de lo normal”. No obstante, Pita sí que califica de “excelente” la cantidad y calidad de la nieve este año, porque “nunca habíamos tenida una media tan alta de kilómetros abiertos en la estación”, comenta. Asimismo, la estación también señala que la afluencia de esquiadores “ha incrementado ligeramente”.

En Aramón Cerler también califican de buena la temporada. Para su portavoz, Jaime Río, ha sido una “buena temporada de nieve, buena afluencia y novedades bien acogidas por los esquiadores”. En el valle Benasque, las precipitaciones se hicieron más de rogar a principio de invierno, pero la innivación artificial y unas precipitaciones destacables a partir de enero, permitieron abrir la estación al 100% desde entonces.

La gran novedad de este año ha sido la inauguración del telesilla Rincón del Cielo, a final de enero, que “permitió descubrir una nueva zona de esquí y ha sido el remonte más utilizado” indica Río. El portavoz de la estación señala que “el buque insignia había sido el Gallinero”, con su 2.600 metros de altitud, pero éste “ha sido un cambio importante y muchos esquiadores han venido a descubrirlo”, Río también señala la zona de debutantes del Ampriu, como otro de los grandes éxitos de la temporada.

Formigal estrenó su nuevo dominio de 83 kilómetros

Pero en lo que respecta a las novedades, ha sido Aramón Formigal la gran protagonista. Esta temporada ha estrenado un dominio esquiable de 83 kilómetros, tras la ampliación iniciada la pasada temporada. Las abundantes nevadas han permitido además poder ofrecer ese dominio en su totalidad durante la mayor parte de la temporada. Para su director de comunicación, José Luis del Valle este “ha sido un año francamente bueno para la estación de esquí de Formigal”. El aumento del dominio esquiable, además “ha aumentado considerablemente el número de visitantes”, a lo que ha contribuido el hecho de que “ha nevado a tiempo y de forma uniforme”. La estación ha funcionado un total de 146 días de explotación y sólo se ha visto obligada a cerrar un día por causas meteorológicas.

Para Del Valle, estos 83 kilómetros “han servido de revulsivo y para que Formigal entre en un nueva etapa que la sitúa dentro de las grandes del panorama nacional y, probablemente, con el trabajo del grupo, a corto plazo, en una de las mejores en el plano internacional”. Las novedades no terminan aquí, porque este verano se llevará a cabo la reubicación del telesilla ocho plazas en Sextas. Además en la zona de Izas-Sarrios sustituirán los cuatro telesquís del valle de Izas y Cantales, por un telesilla de seis desembragable. También se construirá otro telesilla de seis plazas que irá a la zona del Portalet, con lo que se puede incrementar el área esquiable a cerca de los 100 kilómetros, explica José Luis del Valle. Además, durante el verano se asfaltará el entorno del nuevo edificio polivalente de Sextas, otra de las grandes novedades de esta temporada recién concluida.

El año del impuesto sobre transportes aéreos

Este año también ha sido actualidad el nuevo impuesto que el Gobierno de Aragón ha aprobado para gravar el uso de transportes aéreos en zonas de montaña. Por este motivo, las estaciones de Astún y Candanchú decidieron aumentar en 1,5 euros el precio de los abonos de día para hacer frente al nuevo impuesto, mientras que desde el grupo Aramón no se ha repercutido a los esquiadores. Astún y Candanchú han sido críticas con esta nueva tasa desde su entrada en vigor. Para el director de Candanchú, Eduardo Roldán “psicológicamente ha tenido una repercusión negativa”. Según Roldán este impuesto es “contradictorio” con una política “que debía suponerse de apoyo a la promoción de servicios cara al cliente en las estaciones de esquí”.

Desde Astún consideran que el nuevo impuesto no ha afectado en lo que respecta a la afluencia de esquiadores, pero sí en la economía de la estación. “La repercusión se aplicó a partir del 4 de enero, pero tanto enero como febrero fueron meses muy buenos”, indica Andrés Pita, director de marketing de la estación. Para Pita, “hay que analizarlo con un poco más de perspectiva” y aunque no se atreve a afirmar que “la temporada haya dejado ser muy buena por el impuesto en cuanto a número de esquiadores” sí que asegura que “económicamente, nos ha supuesto un varapalo serio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.