Una promotora reclama a aramón 2,8 millones por el fiasco de cerler

 

Alto Cerler XXI, el pool de empresas que acordó con Aramón la compra de 18,3 hectáreas junto al complejo invernal de Benasque, en una operación de 120 millones de euros que no pudo cerrarse al encontrarse en tela de juicio la propiedad de los terrenos, ha demandado al hólding aragonés del esquí para reclamarle el pago de casi 2,9 millones de euros por la liquidación del contrato. La vista oral del pleito, en el que figura como demandado Fomento del Valle de Benasque –la sociedad que explota la estación– se celebró ayer por la mañana en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Zaragoza.

Alto Cerler XXI y Aramón valoraron en 120 millones de euros los terrenos, por los que los compradores llegaron a depositar una fianza de 12, además de consignar otras cantidades en avales que sumaban 4,5 millones. A ambas cifras hay que sumarles el IVA.

Esas cantidades estuvieron depositadas entre julio del 2006, cuando se firmaron los contratos, y febrero del 2008, cuando la operación quedó liquidada.

La causa del fiasco tiene su origen en la reclamación de esos terrenos por un grupo de propietarios de Benasque que habían pactado –en contrato– con los promotores de la estación de Cerler que recibirían esas fincas como compensación por la aportación de parcelas para la puesta en marcha del complejo. El Ayuntamiento de Benasque decidió poco antes de las elecciones municipales del 2007 efectuar una inscripción de litigosidad sobre esas parcelas el Registro de la Propiedad de Boltaña. La anotación impidió que pudiera cerrarse la compra-venta, ya que el acuerdo entre Aramón y Alto Cerler XXI recogía que las parcelas debían estar libres de gravámenes y cargos.

El contrato entre las dos sociedades indicaba que, en caso de ruptura del trato por una causa imputable a Aramón, el hólding devolvería a la promotora el dinero pagado como señal, además de una parte de los gastos y una cantidad, como penalización, en concepto de interés de demora.

Aramón devolvió los 12 millones de la señal y los avales. Sin embargo, las dos entidades discrepan en cuando a la valoración de la indemnización. Alto Cerler XXI considera que no debe pagar más de lo que pagó, y la promotora estima que le adeudan más de 2,8 millones, correspondientes a los gastos de constitución y disolución de la empresa y a los costes que supuso la financiación de la operación.

En el juicio celebrado ayer en la plaza del Pilar intervinieron como testigos, entre otros, el exdirector general de Aramón, Javier Blecua, y el actual hombre fuerte de la compañía, José Bono.

Alto Cerler XXI fue fundado específicamente para impulsar la urbanización del complejo invernal por varias empresas, entre las que destacaban la constructora vizcaína Cosimet, Ordisa, López Navarro, Ágreda y La Oscense.

El proyecto de la sociedad era urbanizar la zona y construir en ella viviendas. Por su parte, según diversas fuentes, Aramón tenía previsto destinar las ganancias a varias inversiones, entre las que se encontraban la ampliación de Cerler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.