Tímidos consensos en la mesa de la montaña

Este fue el resultado de la reunión que la Mesa mantuvo el pasado martes, 27 de octubre, con la idea de continuar avanzando en la documentación previa para elaborar la Ley autonómica de protección y desarrollo de las zonas de montaña y que se quiere llevar a las Cortes a lo largo del primer trimestre de 2010. La próxima reunión del colectivo será el 10 de noviembre y entonces se espera poder alcanzar nuevos puntos de consenso.

De momento las coincidencias de los representantes de la Plataforma en Defensa de las Montañas y de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), principales voces discordantes, son pocas, pero todas ellas se refieren a cuestiones estratégicas para planificar el futuro de los municipios de montaña, en especial aquellos que están junto a estaciones de esquí o en su área de influencia.

Así, y según recoge Europa Press, todas las entidades integradas en la mesa se mostraron partidarias de priorizar la construcción de hoteles frente a la de segundas residencias y de desplazar la construcción de las nuevas áreas residenciales a cotas más bajas, manteniendo siempre la arquitectura tradicional.

Otro aspecto en el que se apreció consenso fue en la manera de acceder a los centros invernales. En este sentido, se apostó por construir áreas de aparcamiento en zonas bajas, no al pie de las estaciones como es en la actualidad, facilitando el acceso al centro invernal a través de un transporte colectivo, ya sea éste autobuses o sistemas de transporte por cable.

También se vertieron opiniones iguales en los modelos económicos que se han de potenciar en los municipios de los entornos de las estaciones. Así, se apostó por que los residentes habituales tengan preferencia a la hora de ser contratados como empleados en las estaciones de esquí y que sean las empresas de la zona las que presten los servicios como proveedores.

Sin embargo, donde no hay acuerdo y las posturas son más encontradas es en los modelos urbanísticos a desarrollar en las localidades de influencia de las estaciones. Mientras la Plataforma se muestra totalmente contraria a modelos como los que Aramón ha desarrollado en el valle de Tena y ahora proyecta en el valle de Castanesa, el representante de ADLEPA, José Luis Sánchez, defendió esos modelos ya que, “el urbanismo es una manera de obtener financiación”.

Como ejemplo de ello, Sánchez señaló que “en el Pirineo Aragonés sólo crecen las poblaciones en las que hay turismo de invierno y de verano, y ahí es donde radica la diferencia”. El representante de ADELPA, además, puso sobre la mesa los datos de su localidad, Sallent de Gállego: “Vivimos unas 1.400 personas y cada año trabajan unas 2.100, beneficiándose gente de Sabiñánigo, Biescas, Pamplona o Zaragoza”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.