El inaga pide a la dpt más datos sobre el acceso sur a la estación de esquí

El Ejecutivo autonómico explicó a Efe que el Inaga ha requerido a la Diputación de Teruel (DPT) más documentación ambiental para poder completar el análisis del proyecto y tomar una decisión. A partir de ahí, el organismo podría «emitir una declaración de impacto ambiental desfavorable o, si finalmente el contenido de la documentación obtenida lo permitiese, intentar una resolución favorable».
La DGA recalca que debería ser «por la vía extraordinaria que, en cumplimiento de la Directiva de Hábitats, hace indispensable solicitar el dictamen favorable de la Comisión Europea, dada la afección al hábitat de interés prioritario de pinus nigra». En ese caso, aclara el Inaga, se realizarían los trámites necesarios a través del Ministerio de Agricultura, «en los que hay que presentar abundantes medidas compensatorias que incrementarán el coste de las obras».
CRÍTICAS Sobre las críticas por la decisión de suspender actualmente el proceso, la DGA dice que «esto ocurre en todo caso cuando se solicita a un promotor documentación complementaria, momento en el que dejan de computarse los plazos legales para dictar una resolución».
El Inaga contestó así las declaraciones del vicepresidente de la diputación, Francisco Abril, quien solicitó una reunión con la responsable del instituto para pedir que «lo que se tenga que decidir, se decida aquí», y no en Europa. Completar esta documentación llevará alrededor de cinco meses, según la DPT.
No obstante, el Inaga aclara que en ese año la DPT remitió al instituto un estudio de alternativas de trazado, optando por una que «podría llegar a autorizarse siguiendo un procedimiento extraordinario, aun teniendo ya una Declaración de Impacto Ambiental desfavorable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.