Cha pedirá que iglesias comparezca en las cortes por la ley de la montaña

Chunta Aragonesista (CHA) pedirá la comparecencia en las Cortes del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, para que explique lo que desde este partido califican como «incumplimiento del presidente de dotarnos de una Ley del Pirineo o de la Montaña de Aragón» que además, dicen, ha sido una de las promesas más importantes de Iglesias en los últimos doce años.

Así lo explicaron ayer en rueda de prensa el portavoz de medio ambiente de CHA en las Cortes, Bizén Fuster, y el candidato de este partido por el Alto Aragón, Joaquín Palacín.

Fuster dijo que va a darse un «sucedáneo» de Ley de la Montaña, puesto que lo que se propone ahora es «modificar puntualmente algunas leyes, como la ley de turismo, la ley urbanística» o la ley de ordenación del territorio, con el agravamiento, de acuerdo con Fuster, de que «lo que se apruebe, en el mejor de los casos, no va a ser de aplicación para los proyectos que ya están en marcha», como por ejemplo «la urbanización del valle de Castanesa a propósito de la ampliación de la estación de esquí de Cerler o la urbanización del Valle de Astún». Además, Fuster añadió que es una «modificación que sólo afectaría al tema del esquí» cuando «la Ley de la Montaña habla de todo de las comarcas» de montaña, de las «que tienen pistas de esquí y las que no tienen», a lo que añadió que la ley de la montaña «debería ser no sólo de protección sino también de desarrollo».

Para Palacín el cambio de una ley específica de la montaña por la modificación de varias leyes se debe a que «el Gobierno no quiere ninguna ley que le obligue a otro tipo de planificación y que le pueda poner trabas a todos los proyectos que están en voga como puede ser la ampliación de Astún y de Cerler por Castanesa, que son ejemplos de proyectos claramente especulativos e insostenibles.» Refiriéndose a estos proyectos, Palacín afirmó que este modelo es «inaceptable, cortoplacista y que no tiene en cuenta las futuras generaciones que han de vivir en las comarcas pirenaicas», lamentando «la imagen simplista que tenemos en el Gobierno de Aragón ligando exclusivamente la montaña con la práctica del esquí alpino», añadiendo que «todos creemos que el sector del esquí es importante para el desarrollo del Pirineo» pero «la montaña es algo más».

En esta línea, Palacín dijo que «el desarrollo y la producción internacional de los recursos endógenos es algo fundamental para el asentamiento de población», citando como ejemplos la empresa Biefe Medital en el Alto Gállego o la central de reservas en Sobrarbe.

Palacín pidió la compensación a la montaña aragonesa, que en los últimos cien años ha sufrido proyectos de producción hidroeléctrica, pantanos o líneas de alta tensión. A esto añadió, que la montaña «necesita inversiones pensadas para un desarrollo sostenible y sostenido, que pueda mirar positivamente a algunos sectores tradicionales como la ganadería de montaña, la agricultura, la artesanía,…» reivindicando también para este área unos servicios públicos de calidad, buenas comunicaciones, buenas conexiones a internet o infraestructuras.

ANTECEDENTES DE LA LEY DE LA MONTAÑA

El candidato de CHA por el Alto Aragón, Joaquín Palacín, recordó que Iglesias, ya en el año 1999, dijo que era uno de sus objetivos y que «ha sido uno de los temas en los discursos de investidura y en los diferentes debates sobre la política general» y que, además, «era el punto 79 del acuerdo de legislatura» que estipularon el PSOE y el PAR.

Por su parte, Bizén Fuster recordó que hubo «en 2005 una iniciativa legislativa popular, presentada por la Plataforma en Defensa de las Montañas, que aglutinó más de 30.000 firmantes», superando las 15.000 necesarias para presentarla, pero que no se tramitó.

Asimismo, Fuster remitió al compromiso de todos los grupos políticos en las Cortes de Aragón en una moción que presentó Chunta Aragonesista en el año 2009, en la que se instaba a «presentar para su aprobación en la presente legislatura» un Proyecto de Ley sobre este tema, en consonancia con las conclusiones de la mesa de la montaña.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.