Cha e iu advierten del peligro de «especulación» con la ampliación de cerler

ADN

CHA e IU advierten del peligro de «especulación» con la ampliación de Cerler

Los grupos de CHA e IU en las Cortes de Aragón han advertido hoy del peligro de «especulación» que sobrevuela sobre la ampliación de la estación de esquí de Cerler, lo que ha negado el consejero de Industria, Arturo Aliaga, porque tampoco, ha destacado, la habido en la de Formigal.

Así lo ha afirmado Aliaga en una comparecencia ante el pleno en lugar del presidente del Gobierno, Marcelino Iglesias, solicitada por CHA para que informara de su participación y la del Ejecutivo en la tramitación urbanística y medioambiental del proyecto de urbanización del Valle de Castanesa relacionado con la ampliación de Cerler, impulsado por Aramón y ubicado en el entorno del Parque Natural Posets-Maladeta.

Aliaga ha desgranado la tramitación administrativa que ha seguido el proyecto de ampliación de Cerler, declarado de interés general de la Comunidad y en fase de exposición pública, y ha negado que vaya a producirse una «marbellización» del Pirineo y a haber «especulación» y el tiempo lo demostrará, ha dicho, como también lo hecho en el caso de la Formigal.

La ampliación de Cerler, ha agregado Aliaga, es algo más que un plan urbanístico, es un proyecto de desarrollo del territorio que persigue crear un dominio esquiable «único» en España que cuenta con el apoyo de la Comarca de la Ribagorza y de los municipios afectados.

Ha destacado que de las 45 estaciones que hay en el Pirineo, sólo cinco están en Aragón, que el sector genera 1.500 empleos directos y 15.000 indirectos y que desde que se creó Aramón (participada al 50 por ciento por el Gobierno e Ibercaja) se ha doblado el número de esquiadores hasta 1,8 millones la pasada temporada, unas cifras que serán similares esta campaña, a pesar de la crisis.

Sin embargo, el diputado de CHA Bizén Fuster ha rechazado de plano el proyecto urbanístico porque el Gobierno se «empeña» en seguir adelante con un modelo «especulativo» inmobiliario que es el germen de la crisis.

Ha denunciado además el «intento de adulteración de la comparecencia» pedida para que Iglesias precisara su posición y la del Ejecutivo sobre el proyecto de urbanización, con 4.000 viviendas previstas, que ha tachado de «aberrante», y no de las bondades que para el turismo tendrá la ampliación de Cerler.

Ha incidido en que ese proyecto urbanístico está «viciado», porque parte de un Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Montanuy, redactado «a la medida de Aramón», que lo financió, y ha denunciado que el Gobierno es en este caso «juez y parte» al declarar el proyecto de interés general y emitir los informes.

Ha afirmado que la ampliación afecta a un Lugar de Interés Comunitario, está dentro del PORN del Parque de Posets-Maladeta, degrada sustancialmente el paisaje, perjudica a especies en extinción, carece de rigor técnico porque el estudio nivológico es incompleto e incumple criterios de la Mesa de las Montañas que el Gobierno dijo asumir y, por ese motivo, ha anunciado que CHA abandona definitivamente ese foro, que ha calificado de «paripé.

Por su parte, el diputado de IU, Adolfo Barrena, ha anunciado que su grupo hará todo lo posible para impedir esa «locura» que se apoya en un convenio urbanístico que tiene que generar unos beneficios de 389 millones, aunque harían falta al menos 70 más, y puede suponer «una pasta tremenda que alguien se va a guardar».

Ha subrayado que parte de los «males» que son noticia todos los días y cuestionan el funcionamiento de las instituciones y los partidos tienen que ver con negocios urbanístico que permite la legislación y «como en todas partes hay chorizos, sinvergüenzas y corruptos» habría que cerrarles «las puertas» con la legislación.

Pero ha considerado que es aún más denunciable que pueda salir adelante un proyecto que reconoce que habrá zonas seriamente amenazadas y afecciones relevantes, severas e inevitables, con lo que el Gobierno de Aragón queda desacreditado para hacer cumplir la ley ambiental, algo que IU denunciará ante la UE.

Francisco Javier Gamón, del PP, ha apoyado la ampliación de Cerler porque puede marcar «un antes y un después» en el sector de la nieve y atraer a 500.000 nuevos esquiadores con un coste de unos 400 millones, el 50% con fondos propios y el resto mediante créditos, y un plazo de 16 años, y ha considerado que decir que el urbanismo va a permitir ciertas actuaciones «ilegales» o ámbitos de «corrupción» es «demasiado osado».

Carlos Tomás, del PSOE, ha explicado que sólo el 0,03% del territorio se dedica a la nieve, un sector que puede multiplicar por tres el empleo de la automoción, y ha rechazado que no pueda desarrollarse el territorio sin destruirlo porque así lo garantiza la ley, que en Aragón es «estricta» y hacen posible el desarrollo del Pirineo, respetándolo y protegiéndolo.

Javier Callau, del PAR, ha hecho hincapié en que el Gobierno no persigue sino lograr una distribución más adecuada de la población, mejorar la calidad de vida de todos los aragoneses y el desarrollo de los valles del Pirineo, con responsabilidad, mesura y decisión, para crear el mayor dominio esquiable de España y uno de los mayores de Europa.


EL PERIODICO DE ARAGON

Aliaga dice que la ampliación de Cerler «garantiza» la continuidad de la estación

El consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, afirmó hoy que la ampliación de la estación de esquí de Cerler (Huesca) por el valle de Castanesa «garantiza» la continuidad de este centro invernal. 

Aliaga compareció esta mañana ante el Pleno de las Cortes para hablar sobre el tema, a petición de CHA. Aliaga sustituyó al presidente del Gobierno autónomo, Marcelino Iglesias, quien, nuevamente, delegó en su consejero la comparecencia.

En su intervención, Arturo Aliaga expresó que realizar la ampliación permite a Cerler disponer de una nueva entrada «para captar clientes» de mercados como el de Cataluña.

El consejero subrayó que el Pleno del Ayuntamiento de Montanuy, donde se concentran la mayor parte de los habitantes del valle de Castanesa, aprobó por unanimidad la firma de un convenio con Aramón para realizar los estudios previos a las obras.

«Hay un antes y un después» en la política turística del Gobierno de Aragón, dijo Aliaga en alusión a la creación de Aramón. Aliaga aseveró que algunas estaciones de esquí francesas pretenden «adherirse» a este modelo.

UN PROYECTO «VICIADO»

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA) Bizén Fuster señaló que el proyecto de ampliación de Cerler «está viciado» porque proviene del actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Montanuy, que -según sus datos_ inspiró la empresa beneficiaria y que permite la construcción de miles de viviendas de segunda residencia.

Bizén Fuster se preguntó «qué razón existe» para que el Gobierno de Aragón gaste «ingentes cantidades» de dinero público para realizar inversiones «insostenibles» y que benefician «a pocas personas».

El diputado de IU, Adolfo Barrena, reconoció que la legislación urbanística actual «permite» realizar la ampliación de Cerler, pero lamentó que implica el gasto de «muchos millones de euros que tienen que salir de un desarrollo urbanístico». Barrena alertó contra los «chorizos y sinvergüenzas» que aparecen cuando detectan un negocio rápido.

«VA A SUPONER UN ANTES Y UN DESPUÉS»

El popular Francisco Javier Gamón defendió la ampliación de Cerler y aventuró que la ampliación por Castanesa «va a suponer un antes y un después» para el turismo de nieve en Aragón, que puede llegar a recibir 500.000 nuevos esquiadores al año en la Comunidad Autónoma.

El socialista Carlos Tomás rechazó las críticas de los colectivos ecologistas y apostó por favorecer el desarrollo de las comarcas pirenaicas.

El regionalista Javier Callau destacó que el Pirineo continúa despoblándose, pero desde el Gobierno de Aragón «poco a poco estamos consiguiendo estabilizar de alguna manera» este descenso del número de habitantes.


ARAGON DIGITAL

Aliaga defiende la ampliación de Cerler en base al desarrollo económico de la zona 

La ampliación de Cerler supondrá el desarrollo económico de la comarca de la Ribagorza y evitará la despoblación. Ésta ha sido la afirmación del consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, en el Pleno de las Cortes, donde ha defendido que no se trata «sólo de un proyecto urbanístico, sino de desarrollo del territorio». CHA e IU lo tildan de «pelotazo urbanístico».

La primera sesión del Pleno de las Cortes de Aragón ha comenzado este jueves con la comparecencia del consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, para explicar la participación del Ejecutivo en la tramitación urbanística y medioambiental del proyecto de urbanización del Valle de Castanesa, en relación con la ampliación de la estación invernal de Cerler.

Esta comparecencia debía haber sido protagonizada por el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, pero no ha sido así. Algo que ha reprochado el peticionario de la comparecencia, Chunta Aragonesista. El consejero Aliaga ha explicado, punto por punto y cronológicamente, el proyecto de ampliación de Cerler, defendiendo que su objetivo es desarrollar económicamente esta comarca de la Ribagorza para evitar la despoblación y que Aragón sea el mayor dominio esquiable de España. Asimismo, ha ensalzado la labor del Grupo Aramón como instrumento dinamizador al servicio de las poblaciones de montaña.

Aliaga ha argumentado que el parque natural no se ve afectado, cuenta con el apoyo de la población, es un plan de desarrollo de un territorio y no sólo urbanístico, así como respeta la potestad del Ayuntamiento de Montanuy para elaborar su plan de ordenación urbana.

Además, ha remarcado que las críticas en torno a la «marbellización del Pirineo» ya se hicieron con la ampliación de Formigal y ha lanzado una pregunta a CHA e IU, «¿cuántas viviendas ha construido Aramón en Formigal?».

La próxima semana acabará el periodo de información pública en el que se encuentra el proyecto de ampliación que pretende alcanzar los 31 remontes con la puesta en marcha de 84 kilómetros esquiables en el Valle de Castanesa.

La postura a favor del proyecto ha sido apoyada por PSOE, PAR y PP, aunque este último a través de su diputado Javier Gamón ha advertido de que «habrá que estar vigilantes para que se cumplan los condicionantes ambientales». Todos han señalado que la ampliación de Cerler supondrá un beneficio para la comarca y respetará la legislación.

Mientras, el diputado de CHA Bizén Fuster ha tildado de «aberrante» y «medioambientalmente insostenible» construir 4.000 viviendas en un valle con 150 habitantes censados y ha acusado al Gobierno de Aragón de ser «juez y parte, que presenta los proyecto y aprueba los informes». Por ello, ha asegurado Fuster, CHA no volverá a la Mesa de las Montañas, por ser «un paripé del Gobierno». Al igual que el diputado de CHA, el portavoz de IU, Adolfo Barrena, ha recriminado al Gobierno que desarrolle un proyecto de «pelotazo urbanístico» con una legislación que no para «a los chorizos, sinvergüenzas y corruptos que aprovechan estas oportunidades para hacer negocio». Además, Barrena ha remarcado que la ampliación supondrá una inversión de 500 millones de euros que se financiarán con la urbanización de Castanesa, por lo que ha cuestionado que en un momento de crisis ése sea el modelo de desarrollo que se pretende para la Comunidad.


HERALDO DE ARAGON

Aliaga: «La ampliación de Castanesa garantiza el futuro de Cerler»

El consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, afirmó este jueves que la ampliación de la estación de esquí de Cerler por el valle de Castanesa «garantiza» la continuidad de este centro invernal.

Aliaga compareció esta mañana ante el pleno de las Cortes para hablar sobre el tema, a petición de CHA. Aliaga sustituyó al presidente del Gobierno autónomo, Marcelino Iglesias, quien, nuevamente, delegó en su consejero la comparecencia.

En su intervención, Arturo Aliaga expresó que realizar la ampliación permite a Cerler disponer de una nueva entrada «para captar clientes» de mercados como el de Cataluña.

El consejero subrayó que el pleno del Ayuntamiento de Montanuy, donde se concentran la mayor parte de los habitantes del valle de Castanesa, aprobó por unanimidad la firma de un convenio con Aramón para realizar los estudios previos a las obras.

«Hay un antes y un después» en la política turística del Gobierno de Aragón, dijo Aliaga en alusión a la creación de Aramón. Aliaga aseveró que algunas estaciones de esquí francesas pretenden «adherirse» a este modelo.

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA) Bizén Fuster señaló que el proyecto de ampliación de Cerler «está viciado» porque proviene del actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Montanuy, que -según sus datos_ inspiró la empresa beneficiaria y que permite la construcción de miles de viviendas de segunda residencia.

Bizén Fuster se preguntó «qué razón existe» para que el Gobierno de Aragón gaste «ingentes cantidades» de dinero público para realizar inversiones «insostenibles» y que benefician «a pocas personas».

El diputado de IU, Adolfo Barrena, reconoció que la legislación urbanística actual «permite» realizar la ampliación de Cerler, pero lamentó que implica el gasto de «muchos millones de euros que tienen que salir de un desarrollo urbanístico». Barrena alertó contra los «chorizos y sinvergüenzas» que aparecen cuando detectan un negocio rápido.

El popular Francisco Javier Gamón defendió la ampliación de Cerler y aventuró que la ampliación por Castanesa «va a suponer un antes y un después» para el turismo de nieve en Aragón, que puede llegar a recibir 500.000 nuevos esquiadores al año en la comunidad autónoma.

El socialista Carlos Tomás rechazó las críticas de los colectivos ecologistas y apostó por favorecer el desarrollo de las comarcas pirenaicas.

El regionalista Javier Callau destacó que el Pirineo continúa despoblándose, pero desde el Gobierno de Aragón «poco a poco estamos consiguiendo estabilizar de alguna manera» este descenso del número de habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.