Acto informativo frente al intento del gobierno de autorizar la construcción de castanesa – 29 de abril de 2011

¡¡CARA. INUTIL. PELIGROSA!!

 ¿Hablamos de una central nuclear?   NO

¡¡ ES LA ESTACIÓN DE ESQUI DE CASTANESA!!

29 DE ABRIL, 17.30 HORAS, PASEO DE LAS DAMAS DE ZARAGOZA (Frente a la sede de Ibercaja)

3 Y 10 DE MAYO, 11 HORAS, CONCENTRACIONES EN EL EDIFICIO PIGNATELLI, SEDE DEL GOBIERNO

El Consejo de Gobierno de Aragón pretende aprobar un auténtico disparate económico. La autorización a ARAMON para que inicie la construcción de una nueva estación de esquí en el valle virgen de Castanesa. Con un presupuesto de no menos de 400 millones de euros, esta inversión sería cubierta por dinero público y fondos de Ibercaja.

ARAMON es una empresa fuertemente deficitaria, soportada con millonarias inyecciones públicas. Ibercaja debe transformar este “saco sin fondo” para evitar episodios como las bancarrotas de “Caja La Mancha” o “Caja Mediterráneo”. Ambas entidades han tenido que recibir fondos públicos tras su desastrosa gestión en el mundo de la especulación inmobiliaria.

Castanesa es tan solo una excusa para promover una gigantesca operación inmobiliaria en la Ribagorza Oriental, construyendo más de 5.000 viviendas. ¿Quién lo financiará? ¿A quién se piensa vender estos miles de apartamentos en plena crisis provocada por la saturación inmobiliaria? Como estación de esquí carece de sentido pues tan solo servirá para dividir la actual clientela de Cerler.

La Unión Europea mantiene abierta una queja por el grave impacto que el proyecto tendría en la alta montaña. Por estas y otras razones los actuales socios del Gobierno de Aragón, PAR y PSOE, andan divididos en cuanto a dar o no autorización, el próximo 3 de mayo, a este proyecto. Éste solo tiene un verdadero beneficiario, el entorno del presidente Marcelino Iglesias.

Ni social, laboral, medioambiental, climática ni económicamente es lógica y sostenible la ampliación de dominios esquiables que conlleven la construcción de nuevas y costosas infraestructuras.

En la actual situación económica, las Cajas de Ahorros Aragonesas deben actuar con cordura, cooperar en la tarea fundamental de promover servicios y empleos que asienten población estable y generen calidad de vida y valor añadido al territorio y no dejarse arrastrar por intereses particulares.

Ibercaja, como socio de ARAMON, debe cerrar el paso a este despropósito. El Gobierno aragonés no debe aprobar esta quimera el próximo 3 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.