Inicio Noticias El Pirineo despide unas vacaciones con una ocupación dispar por la falta de nieve
El Pirineo despide unas vacaciones con una ocupación dispar por la falta de nieve PDF Imprimir Correo electrónico
Miércoles 09 de Enero de 2019 07:13

Las casas rurales estuvieron al completo en Nochevieja, pero solo llenaron el 40% de sus plazas en Nochebuena y Reyes. Los hoteles zaragozanos alcanzaron al 67%

Fuente: 09-01-2019, heraldo, elperiodico, radiohuesca

HERALDO DE ARAGON

El Pirineo despide unas vacaciones con una ocupación dispar por la falta de nieve

Las casas rurales estuvieron al completo en Nochevieja, pero solo llenaron el 40% de sus plazas en Nochebuena y Reyes. Los hoteles zaragozanos alcanzaron al 67%

Benasque es el valle con mejor ocupación del Pirineo gracias a las buenas condiciones de Cerler Benasque es el valle con mejor ocupación del Pirineo gracias a las buenas condiciones de CerlerAramón

El Pirineo despidió este lunes unas Navidades con resultados muy dispares que van del "desastre" de los valles del Aragón y de Tena por las bajas ocupaciones debido a la falta de nieve, al balance "espectacular" del valle de Benasque gracias a las buenas condiciones que han podido ofrecer sus estaciones de esquí alpino (Aramón Cerler) y nórdico (Llanos del Hospital).

Mientras, en el resto de Aragón, como viene siendo habitual, la sensación es muy desigual por sectores y zonas. Los hoteles zaragozanos tuvieron una ocupación media del 67% durante todas las fiestas, que se disparó en Nochevieja, según los datos que maneja la Asociación Profesional de Empresarios de Hoteles y Restaurantes (Horeca ). En Teruel, la capital turolense se ha resentido en el tramo final de las vacaciones del cierre de Dinópolis el 30 de diciembre, mientras otras comarcas, como la de Albarracín, han llenado el 70% de sus habitaciones.

Las casas rurales, aunque han sufrido cancelaciones por la falta de nieve en los valles pirenaicos, están satisfechas. Rozaron el lleno en Nochevieja y la ocupación bajó al 40% en Nochebuena y Reyes.

La cara de la moneda la han vivido, sin duda, en Benasque, cuya tasa de ocupación ha rondado el 100% muchos días, especialmente del 27 de diciembre al 2 de enero, según destacó el presidente de los empresarios turísticos, José María Ciria, quien valoró la llegada de muchos visitantes primerizos "que se han quedado impresionados con el trabajo realizado en la nieve y con las potencialidades del territorio para todo tipo de actividades de montaña". También han tenido una más que notable afluencia los Llanos del Hospital, que ha recibido este año aficionados al esquí nórdico de Navarra y el País Vasco que suelen tener la estación de Somport como referencia, subrayó el director, Mario García, calificando la Navidad como "buena".

También han despedido estas vacaciones con un gran sabor de boca en Sobrarbe, pese a no tener estaciones de esquí. Paz Agraz, presidenta de la asociación turística, se felicitó de que las excelentes previsiones se cumplieron y disfrutaron de una ocupación "altísima" en el puente de Año Nuevo "porque el buen tiempo ha favorecido mucho". En su caso, la escasez de nieve en las estaciones vecinas de Francia les ha beneficiado con muchas visitas en el día de turistas galos. Por ello, le pone una nota final de 8.

Mucho menos optimistas es el balance en los valles occidentales del Pirineo. En el del Aragón, Luis Terrén, presidente de la asociación turística, reconoció que han tenido registros "malos" ya que la ocupación en estas fechas suele rondar el 100% y únicamente se ha llegado al 60%, incluso en las segundas residencias. Números que achaca a la falta de nieve y que no se producían desde hacía muchos años. "Ha habido inviernos en los que ha nevado menos, pero con el frío y la nieve artificial se había podido abrir las estaciones y ofrecer una superficie esquiable digna. Pero en los últimos 15 años, esto no había pasado", aseguró. Todo ello ha repercutido no solo en un descenso de ingresos para las empresas, sino también en el empleo ya que calcula que unas 400 personas no se han incorporado a trabajar "y eso es demasiado para el valle".

En el valle de Tena, la percepción de los establecimientos de Formigal también es mala como consecuencia de que la estación solo ha podido abrir esta Navidad 10 de sus 180 kilómetros. Aseguran haber "salvado" este inicio de campaña con ocupaciones en torno al 40% gracias a los clientes fijos, pero porque han ajustado las plantillas, como explicó Tomás Chéliz, director del Abba Formigal, donde tienen 12 trabajadores menos de los habituales. También desde el Aragón Hills han tenido unas vacaciones "flojas" y con muchas cancelaciones que han podido superar a base de tener el "personal mínimo".

El Balneario de Panticosa, por su parte, cierra el período festivo con una ocupación media del 60% y una caída de ventas del 12% respecto al año anterior. Ante la falta de nieve, sus termas se han convertido en una buena alternativa y han aumentado la facturación un 34%, como destacó el director, Jesús María González.

En la capital turolense, los hoteles han acusado el cierre de la temporada de Dinópolis el pasado 30 de diciembre. Frente a una ocupación plena en fechas anteriores a ese día, el puente de Reyes deja índices de apenas un 20%. A ello se suma la proximidad del inicio del colegio para los niños, lo que igualmente frena los desplazamientos a Teruel. En Albarracín, no obstante, algunos alojamientos han llenado estos días un 70% de sus habitaciones con un turismo que llega para disfrutar del paisaje y la arquitectura de esta ciudad.


EL PERIODICO DE ARAGON

El turismo rural salva unas fiestas marcadas por la falta de nieve

El puente de Nochevieja rozó el 100% de ocupación en todo Aragón. El valle del Aragón ha sido el más afectado aunque ha salvado la campaña

Con la resaca de las fiestas navideñas es momento de hacer balance. La falta de nieve ha trastocado los planes de muchos y alterado la tendencia de ocupación del sector hotelero, sobre todo de la zona del Pirineo que aunque ha logrado mantener el tipo, la demanda ha sido menor que otros años. En cambio, las casas rurales se frotan las manos después de un puente de Nochevieja donde se rozó el 100% en prácticamente toda la comunidad aunque en el de Navidad y Reyes las cifras oscilaron entre el 40 y el 45%.

Mientras que en las estaciones de esquí siguen mirando al cielo y fabrican nieve, desde la Asociación Turística de la Comarca del valle del Aragón descartan dar cifras del nivel de ocupación. Su presidente, Ángel Bandrés, explicó que ha sido «moderadamente positivo» si se obvia el puente de Reyes, donde las reservas cayeron drásticamente. «Ha habido afluencia pero no como en otros años», confesó. Según explicó, al número de cancelaciones de última hora hay que añadir un descenso en el número de pernoctaciones.

En el valle de Benasque hablan con más satisfacción, con una ocupación media que roza el 90%. La directora de la Asociación turística empresarial Valle de Benasque, Eva Bizarro, explicó que, a diferencia de lo que se piensa, que el resto de estaciones de esquí no estén a pleno rendimiento o directamente estén cerradas «no favorece» al valle de Benasque. Así que las cifras se han mantenido similares a las de otros años siendo el puente de Nochevieja el más positivo.

Según explicó la representante de la Asociación Empresarial y Turística de Sobrarbe, Paz Agraz, la ocupación media de todas las navidades ha alcanzado el 80%, marcando la diferencia, también en este caso, la despedida y entrada del año cuando se colgó el cartel de completo en casi la totalidad de la comarca.

«El tiempo ha sido muy bueno y eso ha motivado a la gente a venir, incluso para pasar solo el día por lo que la restauración se ha visto muy beneficiada», comentó. Agraz destacó que este año ha habido tres puentes consecutivos lo que ha animado a la gente a hacer una escapada, con una media de cuatro días.

Sin duda este año las casas rurales han marcado la diferencia, con una ocupación del 100% en todo Aragón en el puente de Nochevieja. El presidente de la Federación Aragonesa de Asociaciones de Alojamientos Rurales (Faratur), Jesús Marco, explicó que se trata de uno de los mejores del año porque existe la costumbre de juntarse en grupos de amigos o familias para celebrar la entrada del año, mientras que el de Navidad o Reyes el movimiento decae, con cifras que oscilan entre el 40 y el 45%.

Pese a ello, el resulto global es «bastante bueno» con una mejora en el número de reservas durante la campaña navideña. «Hay más plazas que otros años y la demanda ha sido mayor, lo que nos hace pensar que cada vez más la gente sale de casa y que está habiendo un repunte», añadió.

Según Marco, que las pistas de esquí sigan cerradas no se ha notado porque el turismo rural en estas fechas no se mueve tanto por la nieve. De hecho, matizó que en la mayoría de los casos se buscan casas rurales cercanas al lugar de residencia. En estas fechas el movimiento se produce dentro de la comunidad, aunque también se han recibido muchos turistas de Valencia, que tienen a Teruel siempre entre sus opciones favoritas, y del País Vasco, La Rioja y Navarra, con el Pirineo como zona vacacional por excelencia. Incluso se han visto varios andaluces, valientes de sufrir las bajas temperaturas de estos días, destacó Marzo.

Las Cinco Villas, el Maestrazgo, Gúdar-Javalambre y el Pirineo han vuelto a ser una vez más las zonas más demandas para pasar estas fechas navideñas. En cuanto al número de noches de estancia, la mayoría ha optado por estar entre tres y cuatro días.

Tras la campaña navideña, llega la cuesta de enero, que también la sufre el turismo.


RADIO HUESCA

A pesar de la poca nieve el Pirineo ha salvado las navidades

Finaliza el periodo navideño donde se ha dejado notar la poca nieve que han tenido las estaciones. A pesar de esta circunstancia los valles del Pirineo han salvado las navidades. Las cifras de ocupación más altas han estado en el valle de Benasque , donde la estación de Cerler, ha contado con 46 kilómetros de zona esquiable. En la zona de la Jacetania y el alto Gállego, su consolidación como destino turístico, y la segunda residencia han hecho que el sector servicios trabajase y pudiera salvar las navidades.

La segunda residencia se ha vuelto a notar en los valles del Pirineo, principalmente en zonas como Jaca, donde sus calles han tenido una gran animación y afluencia de visitantes. Los restaurantes han tenido una gran ocupación

En el valle del Aragón, Fernando Sanchez, alcalde de Canfranc, reconocía que se ha dejado notar la falta de nieve, pero los restaurantes, hoteles y comercios han trabajado y ha habido una importante afluencia de visitantes

La estación de Candanchú por el momento no ha podido abrir sus remontes, debido a la falta de nieve La estación de Astún ha estado abierta desde el pasado día 26 de diciembre con 14 kilómetros esquiables. Las bajas temperaturas han permitido en los últimos días fabricar nieve producida, que ha permitido mejorar la estación principalmente la parte baja. La afluencia de esquiadores ha sido buena y los aparcamientos han tenido una ocupación máxima

Para el grupo Aramón se cierra la Navidad con muy buena afluencia de esquiadores en el valle de Benasque, en Cerler, y bastante animación en las pistas de Formigal-Panticosa y Valdelinares. En Formigal se trabaja ya en nuevos recorridos como Rinconada, Collado… Con estas recientes aperturas y algunas más previstas en breve, en el grupo Aramón encara el mes de enero con buenas perspectiva

La parte negativa está en la estación de Candanchú que no ha podido abrir sus remontes y en la apertura parcial de las estaciones de Astun y Formigal, que ha hecho que más de 700 trabajadores no hayan podido iniciar la temporada, como señalaba Luis Terren, presidente de la asociación Turística del valle del Aragón

 
Powered by Zaragozaonline.com. Valid XHTML and CSS.