Las estaciones de esquí cierran una brillante campaña navideña

EL PERIODICO DE ARAGON

Las estaciones de esquí cierran una brillante campaña navideña

Candanchú y Aramón sumaron 200.000 personas y Astún crece un 10%

Las estaciones de esquí aragonesas han cerrado la campaña navideña con unos buenos resultados, gran afluencia de visitantes y una buena calidad de la nieve. Más de 200.000 personas han empleado alguna de las pistas de la comunidad en un periodo que ha superado los resultados de años anteriores.

De este modo, el Grupo Aramón ha terminado la campaña con más de 160.000 esquiadores en Cerler y Formigal, en los Pirineos, y Javalambre y Valdelinares, en las sierras de Teruel. Aramón consideró estos datos como «satisfactorios», pese «a la adversa meteorología» de la primera parte de las Navidades, que condicionó unos días la apertura de remontes.

Precisamente, estas condiciones meteorológicas, recordó ayer la empresa que gestiona la mayor parte de los complejos invernales aragoneses salvo las estaciones de Candanchú y Astún, también han impedido todavía la apertura de Panticosa. Desde el 20 de diciembre hasta ayer, los centros invernales tuvieron una buena afluencia y fueron los días 2 y 3 de enero los de más afluencia, al registrar más de 20.000 esquiadores cada jornada. Por Valdelinares y Javalambre pasaron unos 30.000 esquiadores.

Candanchú, por su parte, terminó la campaña con la asistencia de unos 37.000 esquiadores, un 20% más que el año pasado, lo que para la dirección del complejo es un balance «muy positivo». La primera semana de la Navidad la ocupación estuvo al 70% debido a que la nieve llegó el día 27, mientras que la semana de Reyes ha habido un lleno total en la estación. La estación considera que la calidad de la nieve, el buen tiempo y el aumento de la actividad en la estación han propiciado estos resultados. «Estamos muy satisfechos del transcurso de la Navidad, del trabajo realizado y de la respuesta de los clientes», indicó Pere Gómez, director general de la estación.

También realizó un balance satisfactorio Andrés Pita, director comercial de Astún, estación que no da cifras de afluencia pero que ha experimentado un incremento del 10% respecto al año anterior, rozando el lleno del 2 al 6 de enero. «Ha sido una de las mejores Navidades de los últimos años, debido a que desde el 28 de diciembre ha hecho muy buen tiempo, la nieve era muy buena y se podía bajar por todas las zonas de la estación», señaló Pita, quien consideró que las perspectivas para este año «son muy buenas».


HERALDO DE ARAGON

Las estaciones de Aramón ha recibido 160.000 esquiadores en Navidad

El Grupo Aramón ha concluido la campaña de Navidad con más de 160.000 esquiadores en las estaciones de Cerler y Formigal, en los Pirineos, y Javalambre y Valdelinares, en las sierras de Teruel.

Áramón, una empresa mixta participada por el Gobierno de Aragón y e Ibercaja, ha considerado estos datos como «satisfactorios», pese «a la adversa meteorología» de la primera parte de las Navidades, que condicionó la apertura de remontes varios días.

Unas condiciones meteorológicas que, ha recordado hoy la empresa que gestiona la mayor parte de los complejos invernales aragoneses salvo las estaciones de Candanchú y Astún, también han impedido todavía la apertura del sector Panticosa.

Desde el 20 de diciembre hasta este 6 de enero, los centros invernales han tenido una buena afluencia y han sido los días 2 y 3 de enero los de más afluencia, con récord al registrar más de 20.000 esquiadores cada jornada.

Por las estaciones turolenses de Valdelinares y Javalambre, que desde Nochevieja han tenido todas sus instalaciones y remontes abiertos, han pasado cerca de 30.000 esquiadores.

Esta temporada se han puesto en funcionamiento las tres nuevas pistas de Valdelinares, (Bujarones, La Chaparrilla y Monegro), y el nuevo telesilla cuatriplaza.

Esta estación ha estado muy cerca, según ha resaltado Aramón, de batir su récord histórico de esquiadores, con cerca de 3.000 esquiadores en una jornada.


HERALDO DE ARAGON

Candanchú ha tenido 37.000 esquiadores en Navidad, un 20% más que en 2013

La estación de Candanchú ha terminado la campaña de Navidad con la asistencia de unos 37.000 esquiadores, un 20% más que el año pasado, lo que para la dirección del complejo es un balance «muy positivo».

La primera semana de la Navidad la ocupación estuvo al 70% debido a que la nieve llego justo el día 27, mientras que la semana de Reyes ha habido un lleno total en la estación y todo el valle del Aragón, ha destacado en un comunicado la empresa que gestiona la estación.

La estación ha considerado que la calidad de la nieve, el buen tiempo y el aumento de la actividad en la estación han sido el denominador común de la Navidad en Candanchú.

«Estamos muy satisfechos del transcurso de la Navidad, del trabajo realizado y de la respuesta de nuestros clientes, Candanchú vuelve a estar en primera línea y vamos a seguir trabajando para continuar con las mejoras y seguir creciendo», ha dicho Pere Gómez, Director General de la estación.


RADIO HUESCA

Las estaciones altoaragonesas cierran las Navidades con más de 200.000 usos

Las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés cierran la campaña de Navidad con más de 200.000 usos en Cerler, el sector Formigal de Formigal-Panticosa y las estaciones del Valle del Aragón, Astún y Candanchú. Estos datos, a los que hay que añadir los visitantes de los espacios nórdicos, son positivos a pesar de la adversa meteorología de la primera parte de las Navidades, marcada por el fuerte viento que condicionó la apertura de remontes varios días y que impedía la apertura del sector Panticosa.

La semana de Reyes ha registrado una cifra de ocupación muy alta, que en estaciones como Candanchú ha supuesto un aumento del 20% respecto a la temporada anterior. Los días 2 y 3 de enero se registraba el récord de temporada en las estaciones, según apunta desde el grupo Aramón.

Los esquiadores han podido disfrutar estos días del buen tiempo y el apres-ski se consolida como una oferta atractiva de los centros invernales, que gana cada vez más adeptos. Dentro de las actividades navideñas programadas por las estaciones destacan las tradicionales bajadas de antorchas, que realizaban sus majestades los Reyes Magos, acompañados de centenares de esquiadores y dibujando una espectacular serpiente de color.

Los centros invernales esperan que se mantengan las bajas temperaturas de la noche para poder seguir produciendo nieve y reforzar las pistas innivadas, y que caigan nuevas nevadas para poder poner en marcha el mayor dominio esquiable posible. Confían en que de esta forma continúen los buenos resultados el resto de fines de semana de la temporada. Entre semana, los grupos de escolares y la “semana blanca” volverán a tener un papel muy importante dentro de la actividad de los centros invernales.

El pasado fin de semana, la ocupación hotelera rondaba porcentajes máximos de entre el 95% y 100% en los establecimientos a pie de pista y en las zonas de valle. En funcionamiento están las estaciones del Valle del Aragón, de Astún y Candanchú que ofertan 54 kilómetros esquiables. El dominio esquiable del valle de Tena, Formigal-Panticosa, con 40 kilómetros, y en la Ribagorza, Cerler con 34 kilómetros. En cuanto a los espacios nórdicos, están funcionando la zona Candanchú-Somport, Linza en el valle de Anso, el Balneario de Panticosa, y Llanos del Hospital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.