El relevo en la cúpula de aramón abre discrepancias en el seno del pp aragonés

El relevo en la cúpula de Aramón ha enfrentado al alcalde de Sallent con el expresidente del grupo y ahora consejero de Economía, Francisco Bono. El edil, el popular Jesús Gericó, criticó a los primeros gestores del holding de la nieve que dejaron un déficit de 90 millones de euros. Se refería a la etapa en la que el PSOE gobernaba Aragón (la DGA tiene el 50% de las acciones de la empresa) y en la que Bono, designado como consejero por Ibercaja (que posee el otro 50%) era el máximo dirigente. El ahora consejero de Rudi no tardó en responderle y le recordó que su valle, el de Tena, ha recibido una inversión de 100 millones «sin contraprestación alguna».

Todo ha surgido tras el relevo en Aramón de Manuel Guedea, que solo ha estado un año y medio al frente. Ahora será el consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, quien tome las riendas del grupo de la nieve, que gestiona las estaciones de Panticosa, Cerler y Formigal. Precisamente esta última, en la que más dinero se ha invertido en la última década, es la que ha generado el conflicto. Para Gericó todo es un malentendido. Según explicó, Guedea poco podía hacer en año y medio. «Tuvo muy mala herencia. O eres un jeque árabe o a ver cómo te organizas para rebajar un déficit de 90 millones de euros», dijo.

Pero añadió que con ello no criticaba a Francisco Bono, que fue el antecesor de Guedea en la empresa mixta y que ahora ha elegido su partido como consejero de Economía, sino la gestión realizada por «un consejo de administración en el que la mayoría era socialista. No había nadie del PP», añadió. Recordó, además, que Bono estaba allí elegido por Ibercaja y que incluso ahora, aún siendo consejero de Economía, no está afiliado a su partido.

Bono no dudó ni un momento en responder al alcalde. En la presentación de unos talleres de Atades en Huesca, resaltó que le parecían unas críticas «totalmente fuera de lugar» y más viniendo del alcalde de Sallent. «Habría que recordarle –subrayó- que se han invertido cien millones de euros en las estaciones del valle de Tena sin ninguna contraprestación».

Sin embargo, Gericó cuestionó esta elevada inversión. «Es cierto que se han invertido 100 millones de euros, pero habrá que ver si se ha hecho de forma racional, si era lo que se tenía que haber puesto o ha habido desfases importantes en la zona baja, en Sextas, de 12 millones de euros. ¿Hubo un seguimiento correcto del gasto?», resaltó. «No es labor del presidente –informó–, sino de los técnicos, del director general y del consejo que para eso están» y añadió que para él, por ejemplo, inversiones como «la de Castanesa» para estudiar la posible ampliación de Cerler «están fuera de lugar».

Por su parte, el PSOE defendió la gestión de Aramón mientras ellos estuvieron al frente del Gobierno de Aragón. Miguel Gracia, vicepresidente de la Diputación de Huesca y miembro del consejo de administración del holding, dijo del alcalde de Sallent que o bien «no tiene memoria o no tiene cabeza». Recalcó que cualquier edil «estaría encantado con unas inversiones tan cuantiosas como las que Aramón ha hecho en Formigal» y eso que, según describió, «él no ha facilitado los trámites muchas veces». Asimismo, le recordó que quien entonces era presidente, Bono, ha sido elegido por el PP para llevar la consejería de Economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.