Baqueirareducirá su expansión en el pallars por cierres de la bonaigua yfuertes vientos

Baqueira Beret reducirá su expansión en el Pallars Sobirà, doce años después de inaugurar sus primeras pistas en la comarca. Los continuos cierres del puerto de la Bonaigua y las incidencias por fuertes vientos desde entonces han llevado a la estación a replantear su estrategia de crecimiento. La empresa ha presentado un nuevo proyecto a la Generalitat en el que renuncia a remontes y pistas ya aprobados en el sector de la Peülla. En lugar de extender su dominio esquiable en nuevos terrenos, propone mejoras en los que ya ocupa para asegurar la práctica del esquí en condiciones de mal tiempo. Baqueira tiene en el Sobirà los remontes del Cap del Port y la Peülla, mientras que el de Bonaigua conecta las pistas del Pallars con las deAran. El plan urbanístico de la estación, en vigor desde 2002, contempla dos más en la zona de Rialba y en la Verge de lesAres, así como nuevas pistas en vinculadas a ellos. La empresa propone renunciar a esta expansión y reducir su dominio esquiable en el área de la Peülla respecto a lo ya aprobado. El nuevo proyecto, en exposición pública, argumenta que los remontes previstos están también expuestos a cierres por fuertes vientos, tal como sucede con el de la Peülla. El proyecto señala que las incidencias por mal tiempo en las pistas del Pallars hacen que los resultados de este sector sean “inferiores a los esperados por ACN todos” (ver desglose). Para corregir esta situación, propone un único remonte en la zona que ya ocupa para facilitar el tránisto entre los telesillas de La Peülla y Cap del Port, con un trazado que la estación considera a resguardo del viento dominante en la zona.También plantea nuevas pistas de debutantes con el fin de asegurar los descensos a esquiadores de todos los niveles y concentrar las diferentes áreas de aparcamiento previstas en la zona del Cap del Port.

Doce años en la comarca con un resultado “inferior al deseado”

El nuevo proyecto de Baqueira afirma que los cierres de la Bonaigua y la “dificultad para garantizar el esquí con mal tiempo, especialmente viento” han influido en que “los resultados hayan sido inferiores a los deseados por todos” a la hora de aumentar el acceso de esquiadores desde el Sobirà y favorecer el crecimiento del sector turístico de la comarca. “La incertidumbre en el acceso a las pistas y, a veces, la imposibilidad de mantenerlas abiertas ha influido negativamente en los turistas potenciales que podrían plantearse pernoctar en pueblos del Sobirà”, concluye. Por su parte, el presidente de Baqueira, Aureli Bisbe, puntualizó que las pistas del Sobirà “han hecho aumentar la ocupación total de la estación” y que “es difícil valorar un sector aislado”. Sí apuntó la necesidad de mejoras para “dar una oferta de esquí adecuada y sobre todo fiable” en las pistas del Pallars.“Hay que dar garantías de que se podrá esquiar el mayor tiempo posible”, dijo.

12 AÑOS EN LA COMARCA La estación aranesa inauguró hace doce años sus primeras pistas en el Pallars Sobirà, en el sector de la Peülla.

3 SECTORES EN EL PALLARS El plan urbanístico de Baqueira contempla tres sectores de expansión en el Sobirà, de los cuales la estación solo ha iniciado uno.

10 DÍAS DE CIERRE DE LA BONAIGUA La Bonaigua ha estado cerrada al menos 10 días este invierno. A ello se suman días en que han sido necesararias cadenas para circular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.